scorecardresearch

El cultivo de colza cae a la mitad por la sequía y las heladas

L.N.
-

Muchos agricultores han tenido que arrancar las hectáreas que plantaron en una campaña con los precios en máximos

El cultivo de colza cae a la mitad por la sequía y las heladas - Foto: L.N.

La colza va ganando terreno con el paso de los años. También en la Ribera del Duero, donde muchos agricultores han decidido dar una oportunidad a un cultivo que, según dicen, representa una buena alternativa al cereal. Sin embargo, la falta de lluvias en los meses de septiembre y octubre, sumada a las heladas de abril, han reducido a la mitad el número de parcelas. Si la campaña pasada se sembraron de colza alrededor de 1.500 hectáreas, en la presente han sobrevivido unas 750 aproximadamente.

Fernando Montes, delegado provincial de Borges, explica que en septiembre se sembró "bastante más colza que otros años, pero falló la climatología". Algo que ha obligado a buena parte de los agricultores a 'levantar' sus campos. Desde Sinovas hasta Fresnillo de las Dueñas, Roa de Duero, Tubilla del Lago, Vadocondes, Villalbilla de Gumiel, Santa Cruz de la Salceda o Caleruega. En este último, el jefe de cultivos de la cooperativa, Miguel Cebrecos, detalla que prácticamente la mayoría de su centenar de hectáreas de colza se han visto afectadas. "La agricultura es así", apunta, al tiempo que precisa que la lavanda, cuya plantación ronda las 200 hectáreas, no sólo se salva de las heladas sino que ayuda a que las plantas enraícen. Mientras, trigo, cebada y garbanzos "se han librado, aunque si hiela a partir de ahora, les podría afectar mucho".

También en Sinovas algunos agricultores han tenido que arrancar la colza. Es el caso de Joaquín Rojo. Por primera vez y para hacer rotación de cultivos, sembró 20 hectáreas. Pero las heladas lo echaron a perder y tuvo que 'levantar' todo. "Ha sido un año complicado. Hay que decir que no nació mal, pero le pillaron los hielos y no ha quedado nada", cuenta. En ocasiones anteriores, había sembrado guisantes o remolacha. Esta vez, teniendo en cuenta que la rentabilidad que ofrecen va en descenso y que los jabalíes suelen ocasionar graves daños, se decantó por la colza. También influyó el precio, que podría duplicar el de 2021. "Iba por buen camino, pero... Lo intentaremos el próximo año", asegura.

"Precios como nunca". Desde Asaja, su presidente, Esteban Martínez, constata que la colza se pagará a un "precio atractivo", con contratos de 850 y 900 euros por tonelada frente a los 400 euros, aproximadamente, de campañas anteriores. "Mucha gente se está decantando por la colza, es muy buena para rotar cultivos y ahora se encuentran con que el precio está como nunca, en parte por la guerra de Ucrania", sostiene. Algo que también destacan en la sección agraria comarcal de la Junta de Castilla y León: "Se prevé que los precios subirán mucho. El problema de la Ribera es que es una zona muy sensible a las heladas y la sequía".

Desde Agroseguro detallan que en el cultivo de colza el seguro cubre los daños por "no implantación", que se puede producir tanto por sequía como por helada. En la cosecha actual, han registrado daños en cerca de 2.300 hectáreas en toda la provincia de Burgos, lo que supone indemnizaciones por valor de casi 263.400 euros. En el caso concreto de la Ribera del Duero, el número de hectáreas afectadas ronda las 300 y las compensaciones superan los 41.500 euros. También subrayan que han introducido "importantes mejoras" en esta cobertura para que los agricultores tenga tiempo y realicen un nueva siembra de otro tipo de cultivo.