scorecardresearch

Rigoberta Bandini se postula para Eurovisión 2022

Javier Herrero (EFE)
-

'Ay Mama' fascina al jurado y al televoto y logra 111 puntos en la segunda semifinal de Benidorm Fest . Junto a Rayden, Chanel, Tanxugueiras, Blanca Paloma y Varry Brava, competirá el sábado por representar a España en el festival internacional

Rigoberta Bandini se postula para Eurovisión 2022 - Foto: RTVE

Rigoberta Bandini y su canto a la maternidad y la femineidad sin ataduras, Ay Mama, han puesto este jueves un pie en Eurovisión 2022 tras su victoria en la segunda semifinal de Benidorm Fest con las mayores puntuaciones del jurado profesional y el televoto... si Chanel se lo permite.

En total ha obtenido 111 puntos, seguida por Rayden (Calle de la llorería, con 90), Xeinn (Eco, 81) y Gonzalo Hermida (Quién lo diría, 77), que también han conseguido la clasificación. Por contra, se han quedado fuera de la final Marta Sango (Sigues en mi mente, 63), Javiera Mena (Culpa, 50) y Sara Deop (Make you say, 48).

La de este jueves, de nuevo en el Palau d'Esports L'Illa de Benidorm y bajo el mando de Alaska, Máximo Huerta e Inés Hernand, ha vuelto a ser una gira ágil que en hora y media ha despachado ocho actuaciones a concurso, las de los invitados Ruth Lorenzo y Niña Polaca, y la trepidante lectura de votaciones.

El inicio, con vibración ochentera en lo musical y en lo escenográfico, ha correspondido a Xeinn y Eco. El joven debutante ha clavado los agudos de la canción original gracias a una actuación estática pensada para exprimir los recursos del escenario y la realización televisiva con homenajes espacios musicales míticos.

Sin moverse de esa década, Marta Sango ha apostado para Sigues en mi mente por la aparente ingenuidad y sencillez de aquellos tiempos en los que la música se volvía mágica con una guitarra eléctrica, una batería, un sintetizador y una coreografía orgullosamente petarda y en los que la modernidad se imaginaba con trajes espaciales rosas.

Javiera Mena ha mantenido esa gama de colores en la puesta en escena de Culpa, una propuesta de electropop con una centrifugadora final de luces y una escala de metal y cableados infinitos por la que, cual ángel caído, ha escenificado su descenso a un mundo postapocalíptico para brindar redención a los mortales.

El positivo en covid-19 de Gonzalo Hermida, enclaustrado en su hotel de Benidorm desde el pasado martes, le ha impedido interpretar en vivo su bucólica balada de toque andaluz Quién lo diría. Como no llegó a tiempo de grabar ningún ensayo, el público ha tenido que conformarse con disfrutar su videoclip.

Todos los ojos pendientes se han posado entonces en la máxima favorita, el Ay Mama de Rigoberta Bandini. Para su gran noche, la catalana ha decidido reírse de lo que la sociedad podría concebir como su gran día y así, de blanco como una Madonna virginal, se ha desfajado de estereotipos en torno a la femineidad, con un globo-teta terráqueo gigante de fondo que ya quisiera el Museo Dalí.

En ese éxtasis mamario ha llegado Rayden para jugar la contrapartida masculina y predicar desde su púlpito la vulnerabilidad para un nuevo tipo de hombre, todo desde el otrora machista género del hip hop. Raudo con la palabra, seductor en sus miradas a cámara, el madrileño se ha traído a su Calle de la llorería a muchos acólitos.

A la benjamina Sara Deop le ha correspondido cerrar con la sensual Make You Say. Sin embargo, tras siete actuaciones previas con imaginería ochentera, su túnel de neones, los patines sobre ruedas y los tonos fucsia no han llamado demasiado la atención.

"¡Ruth a Eurovisión!", ha reclamado el público del pabellón tras la apabullante versión de Bailar pegados que ha realizado Ruth Lorenzo, un lapso tras el que han llegado la lectura de votaciones, con las mejores notas para Rigoberta Bandini del jurado profesional (56 puntos) y el televoto (30).

Además ha recibido la segunda mejor votación del jurado demoscópico. Sus 350 integrantes, representación de la población española por edad, sexo y comunidad autónoma, ha decidido sorprendentemente que su mayor valoración, 30 puntos, fuese a manos de Gonzalo Hermida aún sin haber podido intervenir en vivo.

El próximo sábado, 29 de enero, se conocerá la identidad del candidato español a Eurovisión 2022 en una final que contará con los cuatro clasificados de hoy, además de la gran triunfadora de la primera semifinal, Chanel (SloMo), y Tanxugueiras (Terra), Varry Brava (Raffaella) y Blanca Paloma (Secreto de agua).

ARCHIVADO EN: Eurovisión, Benidorm Fest