scorecardresearch

A Sako se reinicia

I.L.H.
-

La joven banda burgalesa de punk rock finaliza la gira del disco 'Discordia', noqueada por la pandemia, y se prepara para iniciar nueva etapa con un segundo CD «más duro y moderno»

Conforman la banda, de izda. a dcha: Pablo Santamaría (primer plano), Christian Barbero, Iván San Miguel y Jaime Gómez.

Sacaron su primer disco en enero de 2019 y lo presentaron en Burgos, Briviesca Arde, Cebolla Rock o Palencia. Pero cuando se disponían a hacer una gira en condiciones, acompañados por Eslabón y Send, tras el primer concierto en Gijón se paró el mundo por la pandemia. Y no supieron muy bien qué hacer. Los temas de Discordia, un disco de ritmos contundentes, siguieron sonando en el local de ensayo cuando se podía, pero los conciertos ni estaban ni se esperaban. 

«Siendo sinceros hemos pasado épocas muy malas, de pensar que no merecía la pena continuar con el grupo porque primero no podíamos ensayar y luego no salía nada para tocar. No teníamos una motivación ni sabíamos hacia dónde tirar. Pero al final, y pese a las adversidades, no nos hemos rendido y con todo el tiempo que hemos tenido para ensayar, hemos llegado a un punto muy bueno, trabajando mucho más que nunca», apunta Iván San Miguel, uno de los dos guitarristas de la banda, junto a Christian Barbero. Completan el cuarteto de punk rock Pablo Santamaría (batería) y Jaime Gómez (bajo).

Mantener una banda de música es complicado de por sí, pero hacerlo sin ninguna de las pocas satisfacciones resulta «muy complicado». «Intentar hacer un proyecto serio supone mucho esfuerzo, y más si trabajas y estudias o ambas cosas a la vez como toca a veces a estas edades (no superan los 22 años). Es difícil llegar a todo, salvo que te compense el esfuerzo. A nosotros por ahora nos merece la pena, aunque no sea fácil», añade.

Por eso quieren cerrar la etapa de su primer disco y mirar para adelante. Pero de Discordia desean despedirse con buen sabor de boca y para eso han organizado un concierto este sábado, a las 20.30 horas, en Siesta Brewing Co (calle Alfoz de Bricia, Villalonquéjar IV) junto al grupo madrileño No Procede.

Evolución. «Todo el tiempo que no hemos tenido conciertos lo hemos aprovechado para ir al local, grabar cosas nuevas, preparar las preproducciones, mirar las canciones... Estamos ya seleccionando los temas para entrar a grabar el que será el nuevo disco», asegura la banda que quiere dejar atrás la época de la covid y tocar todo lo que puedan. «Esto es un reinicio. Volvemos a comenzar, regresaremos con nuevo disco y esta vez intentaremos hacer una gira por España».

Pero para llegar ahí aún tienen que grabar unos temas que, según San Miguel, dejarán ver a un A Sako nuevo: «Hay un cambio no voy a decir que de 180 grados, pero sí muy grande. Hemos evolucionado hacia un género un poco más duro, un punk rock no tan suave, con letras más rápidas, melodías más rápidas y canciones más duras. Y hemos intentado buscar un equilibrio entre la melodía que teníamos en el anterior trabajo y la incorporación de géneros más extremos, metal más moderno y sonidos más actuales».

Las letras, aseguran, son más introspectivas e interpretables, le cantan a situaciones que ha vivido el grupo y apelan a los sentimientos de una manera no tan concreta como en el primer disco. El compacto aún no tiene título y lo grabarán en La Puerta Negra de Jorge Matute.

ARCHIVADO EN: Rock, Conciertos, Pandemia, Punk, Burgos