scorecardresearch

Se retoman las obras que acercarán La Yecla a Silos

I.P.
-

La segunda fase del proyecto de mejora de las infraestructuras se centra en los nuevos tramos de pasarelas y la senda natural para salvar unos 600 metros de la carretera BU-910

Las máquinas ya han entrado a realizar las primeras obras de excavación. - Foto: J.M.P.

Las excavadoras regresan al desfiladero de La Yecla en pleno corazón del parque natural de Sabinares del Arlanza con el objetivo de  culminar el proyecto de la Fundación de Patrimonio Natural de Castilla y León para mejorar las infraestructuras turísticas de uso público, ganar en seguridad y potenciar la belleza de este espacio, uno de los más visitados de la provincia. 

Tras finalizar la primera fase de las obras que contemplaban el proyecto, centradas en la construcción del aparcamiento, las labores se paralizaron el año pasado por un doble motivo; por una parte, fue necesario revisar el proyecto original y acometer algunas modificaciones al constatar problemas estructurales en el terreno, y por otra, obligados por el imperativo medioambiental que obliga a respetar el periodo de nidificación de las aves, buitres fundamentalmente, que anidan en el desfiladero.

Ahora, superados ambas circunstancias, se retoman los trabajos, que ejecuta la empresa Herrero Temiño. Esta segunda fase se centra en construir ocho tramos de pasarelas en la senda que conecta con la localidad de Silos. Buena parte de ese camino, de unos tres kilómetros de longitud, ya está operativa, pero el estudio de la Junta busca acondicionar otros 600 metros aproximadamente para ‘salvar’ la carretera BU-910 y evitar así tener que abandonar la senda para entrar en una vía con mucha circulación. Se ganará así continuidad por el propio parque, convirtiéndose en un gran atractivo más para los senderistas que quieran disfrutar de la ruta desde el desfiladero hasta la misma villa silense. 

El nuevo tramo de senda y pasarelas en el desfiladero partiría de la zona de escaleras del túnel en la cara norte y enlazaría con el actual para continuar por el camino, que transita paralelo al río Mataviejas, por la zona de las huertas, y que finaliza en la muralla de la villa silense, junto al monasterio benedictino.

El camino, con nuevas pasarelas, transcurrirá sobre el río. Se trata de unos trabajos que tienen bastante complicación, tanto técnicamente como por la avifauna que acoge el desfiladero, pero en todo caso, la Fundación considera fundamental su ejecución, y una vez recalculada la estructura en algunos de los elementos de las pasarelas-puentes para garantizar su instalación en las mejores condiciones de seguridad, se dio luz verde a las obras. 

Según los datos de la Junta, en las cumbres de La Yecla anidan unas 100 parejas de buitres leonados, cuyo avistamiento se suma como atractivo a la propia belleza natural del terreno, destacando una profunda y estrecha garganta modelada en los materiales calizos que caracterizan el relieve de las Peñas de Cervera, de abruptos escarpes con gran diversidad de formas, horadados por la acción de las aguas del arroyo El Cauce durante millones de años. El desfiladero tiene zonas con una anchura que apenas llega a los dos metros.  Los puentes y  pasarelas actuales permiten recorrer la garganta en un paseo de 600 metros, sobre cascadas y pozas.

Otra de las características del  entorno del desfiladero es que se localiza uno de los más extensos y mejor conservados sabinares de Europa, con ejemplares que superan los 2.000 años de vida.

El proyecto de los nuevos tramos de pasarlas y la senda supondrá una inversión de 316.900 euros, y cuanta con la colaboración del Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos. Las obras se prolongarán hasta finales de año.

Ruta circular. El alcalde de Silos, Emeterio Martín, destaca esta actuación en el camino paralelo al Mataviejas, que se puede hacer, tanto andando o en bici. En todo caso, el regidor destaca que más espectacular aún es hacer la ruta circular de 11 kilómetros, de Silos a Peñacoba, por el Camino del Cid, continuar a La Yecla y después del desfiladero a Silos dando la vuelta a la montaña de Santa Bárbara.