scorecardresearch

La gran banca promete financiar la descarbonización del planeta

Javier Albisu (EFE)
-

Cerca de 450 entidades, entre las que se encuentran el Banco Santander y el BBVA, invertirán 112 billones de euros en proyectos sostenibles relacionados con las cero emisiones hasta 2050

Una mujer pasea por la contaminada región china de Hebei. - Foto: China Stringer Network

Unidad y compromiso mundial contra el cambio climático. Esa es la sensación que está transmitiendo el foro de Glasgow por intentar detener el aumento de la temperatura por encima de los 1,5 grados a final de siglo respecto a los valores preindustriales. Así, si el pasado martes un centenar de países se comprometieron a revertir la deforestación, ayer les tocó el turno a los grandes bancos, que prometieron financiar masivamente la descarbonización mundial para mitad de siglo.

El acuerdo suscrito por unas 450 entidades privadas de crédito como HSBC, el Banco Santander, Deutsche Bank, Morgan Stanley, BVVA, J.P Morgan, Grupo Financiero Banorte, Mitsubishi UFJ, Bancolombia o Bank of America asciende a 130 billones de dólares (112 billones de euros), que «es más de lo que se necesita para la transición global», según indicó el responsable de finanzas climáticas de la ONU, Mark Carney.

«El dinero está aquí. Pero el dinero necesita proyectos alineados con las cero emisiones», agregó Carney, para señalar que ahora es necesario que proliferen los proyectos sostenibles donde canalizar esas inversiones anunciadas a través de la Alianza Financiera hacia las Cero Emisiones Netas.

Además, esa promesa tendrá que ir acompañada de mecanismos para medir y comprobar que ese dinero cumple efectivamente su objetivo.

«Los inversores necesitan tener tanta claridad y confianza en el impacto climático de sus inversiones como tienen en las métricas tradicionales de beneficios y pérdidas», subrayó el ministro británico de Economía, Rishi Sunak.

«Estoy de acuerdo en que todos tenemos que hacer más», dijo la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien recordó que EEUU ha anunciado que «cuadriplicará» su ayuda climática a los países en desarrollo.

Yellen aseguró que Washington creará nuevos mecanismos «innovadores» para atraer 500.000 millones de dólares al año en financiación climática (unos 432.000 millones de euros).

Esa ingente cantidad de capital privado no sutura la brecha de 20.000 millones de dólares (unos 17.300 millones de euros) que los Estados ricos adeudan a los países en desarrollo, según los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París de 2015.

En aquella gran cita climática, los gobiernos de las principales economías del planeta se comprometieron a destinar anualmente a los países en desarrollo 100.000 millones de dólares (unos 86.400 millones de euros) entre 2020 y 2025 para ayudarles a acometer la transición energética.

Pero en 2020 solo se llegó a los 79.600 millones (68.800 millones de euros), según la OCDE, y no se espera que ese agujero se cierre antes de 2023, reconoció el presidente de la COP26, Alok Sharma.