scorecardresearch

6 años de prisión y 30.000 euros por tráfico de drogas

EP
-

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2020, cuando el ahora condenado fue interceptado en la N-I durante un control por las restricciones de movilidad. En el registro al vehículo, los agentes localizaron dos bolsas de anfetaminas y MDMA

Imagen de archivo de un control de la Policía Nacional en las carreteras burgalesas durante las restricciones de movilidad. - Foto: Christian Castrillo

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a seis años y un día de prisión y una multa de 30.000 euros a un hombre por un delito de tráfico de drogas, según ha señalado el Gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL). En concreto, el tribunal considera al hombre autor criminalmente responsable de un delito contra la salud pública en la modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud. 

Por este motivo, le condena a seis años y un día de internamiento y a una multa de 30.000 euros con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de arresto por cada 200 euros o fracción impagada.

De forma complementaria, le impone la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, así como el comiso del vehículo utilizado para perpetrar el delito y el pago de las costas procesales.

Los hechos se remontan a noviembre de 2020, cuando el ahora condenado fue interceptado por agentes de la Policía Nacional en el kilómetro 233 de la carretera nacional N-I durante un control sobre las restricciones a la movilidad derivadas del Estado de alarma.

Al ser detenido por los agentes, se comprobó que adolecía del documento justificativo de su viaje, tras lo cual procedieron a un registro en el interior del automóvil, en el que localizaron, bajo el asiento delantero derecho, dos bolsas con anfetaminas y MDMA.

En el caso de las anfetaminas, arrojaban un peso de 1,9 kilos, con una pureza del 69,84 por ciento y un valor en el mercado de más de 22.400 euros, mientras que en el del MDMA se comprobó un peso de más de 986 gramos, con una pureza del 72,09 por ciento, y un valor de mercado de más de 4.100 euros.