La UBU realiza un proyecto de los ecosistemas del Arlanzón

DB
-

Este proyecto cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología-Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica y tecnológica

La UBU realiza un proyecto de los ecosistemas del Arlanzón - Foto: Patricia González

La Universidad de Burgos (UBU), a través de su Oficina Verde (UBUVerde) comienza este mes de noviembre los trabajos de implementación del Proyecto de Ciencia Ciudadana Ambiental que pretende controlar y monitorizar el estado ecológico de los ecosistemas acuáticos en la cuenca del río Arlanzón.
Este proyecto cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT)-Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, a través de la convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica, tecnológica y de la innovación.
Esta iniciativa busca vincular e implicar  a alumnos, estudiantes, profesores de diferentes colegios e instituciones académicas, voluntarios ambientales, ambientalistas, organizaciones no gubernamentales, empresas turísticas, instituciones públicas y entidades ambientales, con el conocimiento del estado ecológico de los ecosistemas acuáticos, particularmente en la cuenca del río Arlanzón.
Esta iniciativa ambiental de la Universidad de Burgos (UBUverde) se desarrollará desde noviembre 2019 hasta finales de junio de 2020.
Se espera que los diferentes integrantes apliquen metodologías participativas existentes en un 'kit' o equipo básico de evaluación ambiental que permita por una parte caracterizar el estado ecológico del río Arlanzón y su cuenca, así como la variabilidad de este estado a lo largo de su recorrido por la provincia de Burgos.
Los participantes podrán participar activamente tanto de la toma de datos, así como en el análisis y discusión de los resultados para generar de manera co-creativa recomendaciones y futuras líneas de investigación.
Los ecosistemas acuáticos poseen un rol ecológico y social muy alto, aportan al ser humano valiosos servicios ecosistémicos y permiten el desarrollo de la vida. Sin embargo, están sometidos a una fuerte presión antrópica siendo uno de los ecosistemas más fuertemente alterados en los últimos años.
A través de la creación de laboratorios de trabajo de co-creación llamados 'Co-Lab' se desarrollará una metodología participativa que busca aumentar la valoración ambiental de estos ecosistemas acercando diferentes gestores en el desarrollo de una metodología común para el levantamiento de información básica y en la generación de propuestas de manejo y gestión que aseguren una mejora en el conocimiento de estos ecosistemas.
Se implementará además un monitoreo participativo de las condiciones biológicas, físico-químicas y de intervención humana presentes en zonas pre-definidas. Durante el proyecto, los Co-Labs se harán responsables de monitorizar una zona característica de un ambiente acuático y desarrollarán pautas que respondan a sus intereses respecto del conocimiento, cuidado y conservación de los servicios que entregan estos ecosistemas.
La metodología del proyecto  eCoCrEALab busca seguir las directrices de la "ciencia abierta", así, toda la información generada será incorporada a plataformas de ciencia ciudadana que permiten el acceso público y abierto a la información.
Tal y como afirma el profesor Luis Marcos, director de la Oficina Verde de la Universidad de Burgos (UBUverde) e investigador principal de este proyecto de investigación "la ciencia ciudadana y las nuevas tecnologías abren un espacio enorme a la participación social tanto en la investigación como la educación, permitiendo incrementar de manera exponencial la recogida de datos e información ambiental, la formación de estudiantes, profesionales y ciudadanos, así como la capacidad para compartir datos, a veces en tiempo real, e información valiosísima para la protección de los ecosistemas".