scorecardresearch

"El éxito turístico debe medirse en gasto y estancia media"

S. González
-

Entrevista con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, en su despacho.

El sector turístico ha sido uno de los más castigados por la pandemia. Usted prometió medidas para activar un sector, que a pesar de que se ha recuperado este verano de forma un tanto irregular, todavía lo está pasando mal. ¿Tiene previsto el Ministerio nuevas inyecciones que faciliten una vuelta a la situación anterior a la pandemia?

Al principio de la pandemia desarrollamos toda una red de seguridad para proteger a este sector que fue el más afectado. Eso ha supuesto una movilización importante de recursos económicos, tanto en los ERTE o las prestaciones extraordinarias a autónomos como en la línea de liquidez de los ICO, que han permitido evitar la quiebra de muchas empresas. Unido a esto en marzo aprobamos un importante paquete de ayudas directas, que están empezando a llegar a los sectores económicos, entre ellos el turismo.

Una vez abordada la parte de choque, ahora estamos en la reactivación económica y la modernización del modelo con una apuesta muy importante no solo en destino sol y playa, que es el producto de excelencia en España, sino diversificando el producto turístico y la desestacionalización y potenciando la España interior, con productos como el termal y salud que será uno de los principales reactivadores de nuestra oferta turística.

¿Y qué van a hacer para ello?

Vamos a movilizar 3.400 millones en los próximos tres años. De ello, 1.900 millones se destinarán a la estrategia de los planes de sostenibilidad turística en destino, que será aprobada a partir de octubre. Castilla y León se va a beneficiar de importantes inversiones para destinos de interior, reforzando productos tan identitarios como el de naturaleza, gastronomía, bienestar y salud termal o enoturismo, donde vamos a hacer una importante apuesta por desarrollar la industria vitivinícola. Por ejemplo, Ribera de Duero ya tiene una excelente oferta turística que en 2019 visitaron más de tres millones de turistas, lo cual nos da idea que es un producto a crecer en los próximos años.

Otros 100 millones se invertirán en producto turístico y estamos trabajando con los sectores de balnearios para mejorar la oferta, con Hostelería España para apostar por la gastronomía, con la red de ciudades patrimonio para desarrollar actividad en torno a la cultura y al patrimonio. Y también un producto nuevo, del que creemos que se va a beneficiar Castilla y León, que tiene que ver con todo el turismo ligado al cine. Hemos anunciado inversiones importantes y acabamos de firmar un convenio con Netflix para aprovechar los rodajes como reclamo de turismo. Acabamos de venir de Los Ángeles y hemos visto que ese producto se puede desarrollar en España con partners tan importantes como Netflix y otras compañías cinematográficas.

¿Entonces pretende darle un giro al turismo en España, mirando más hacia el interior?

Una vez desplegado este plan de choque, queremos invertir en modernizar nuestra oferta, mejorar nuestros destinos y mantener el liderazgo en competitividad turística, donde somos conscientes de que tenemos que seguir mejorando, sobre todo en calidad. Nuestra hoja de ruta en los próximos tres años pretende incrementar el gasto turístico y para ello hay que ofrecer un producto de calidad, de alto valor añadido, donde el cliente esté dispuesto a pagar. Nosotros queremos dejar de medir el éxito por el número de turistas, lo que queremos es aumentar sobre todo el gasto turístico y la estancia media.

Teniendo en cuenta estos factores y que recientemente estuvo en la presentación del plan estratégico de turismo del Ayuntamiento, ¿dónde tiene que poner el acento esta Comunidad que usted conoce bien?

Yo creo que es muy importante que por primera vez el Gobierno apoye al turismo interior. Durante mucho tiempo hemos basado nuestro producto en el turismo vacacional, en el sol y playa y sin duda la pandemia nos ha puesto una serie de deberes. El turismo de interior ha sido mucho más demandado por los niveles de protección asociado a la menor población y por tanto creo que las oportunidades que se abren con las inversiones del Ministerio y los fondos europeos son innumerables para Castilla y León. Estamos trabajando con todos los actores, no solo con la Junta, también con los ayuntamientos y el sector privado. Creo que alineando esa colaboración público-privada vamos a encontrar los medios para invertir, porque los recursos los tenemos. La Comunidad tiene innumerables recursos ligados a la cultura y al patrimonio, a la gastronomía, al enoturismo, a la naturaleza, donde hay una proyección importantes, pero sin duda se abre una oportunidad con los recursos ligados al sector audiovisual. Creo que hay condiciones para seguir invirtiendo y sobre todo hacer una buena promoción, nacional e internacional.

Y hemos presentado también un plan de 120 millones ligado al Xacobeo, donde también Castilla y León puede tener inversiones de cara a un producto que creemos que se va a consolidar en los próximos dos años, donde tenemos el Año Santo.

Pasando a otra de las patas de su Ministerio, hace unas semanas estuvo en Valladolid presidiendo la Mesa de la Automoción, donde se conoció el proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) de este sector. ¿Hay ya proyectos de empresas para acogerse a estas ayudas?

El Gobierno ha apostado por la industria del automóvil como un sector estratégico y por ello el primer proyecto estratégico está centrado en él. Ya lo hicimos cuando llegamos al Gobierno y desarrollamos un plan de choque el año pasado que ha permitido a muchos fabricantes y sector de los componentes minimizar el impacto de la pandemia. Lo consideramos prioritario porque, no solo genera empleo y riqueza, sino es un elemento de vertebración territorial, lo vemos sin duda en Castilla y León donde tiene un importante peso en el territorio y consigue asentar población. Estamos trabajando no solo con los fabricantes, en particular con Renault, sino también con todo el sector de componentes, que aquí es muy imporante, con Gestamp, Antolín y un importante cluster de proveedores. Sobre los proyectos estamos trabajando para encajarlos dentro las líneas de convocatorias.

Donde ya sí hay proyectos concretos es en el plan tecnológico, que está desarrollando el Cdti con 40 millones de euros y un efecto multiplicador de hasta 80 millones con la inversión privada. En este apartado sí tenemos iniciativas tanto de Renault como del sector de componentes y proveedores porque una gran parte de la competitividad del sector viene por la inversión en I+D y en eso somos líderes, lo que hace muy competitivas nuestras plantas.

¿Y para cuándo se abrirán otras convocatorias?

El gran volumen de recursos, más de 2.000 millones, los vamos a sacar en octubre, destinados a la parte de cadena de valor industrial. Ahí tenemos ya una primera aproximación de los proyectos porque en diciembre abrimos una call of interest, una manifestación de interés, donde tanto fabricantes como componentes, pero también los concesionarios que en Castilla y León tienen una red muy importante que capilariza a todo el sector, nos han presentado proyectos que nos van a permitir, una vez que saquemos la convocatoria, adaptarla a los requerimientos que establece también la Comisión Europea. Esperamos analizarlos y financiarlos a finales de año o principios de enero.

Uno de los problemas graves de esta tierra es la despoblación y muchas de las pymes y auxiliares de la automoción están asentadas en el medio rural. ¿Ellas también podrán acceder a los fondos europeos o tendrán que ir de la mano de las multinacionales?

De las dos maneras. Hay proyectos en los que el fabricante incorpora al sector de componentes y proveedores dentro del proyecto industrial, pero hay otros donde las pymes acceden directamente a los fondos. Yo quiero de alguna manera aclarar que los fondos europeos no están pensados solo para grandes empresas tractoras, que sin duda conseguirán generar inversiones en las pequeñas, y de hecho hemos abierto una página web (http://planderecuperacion.gob.es) con toda la información sobre todo para las pequeñas y medianas empresas de cómo pueden acceder y beneficiarse de los fondos y las distintas convocatorias. Estamos haciendo un esfuerzo de divulgación, apoyo y acompañamiento a las pymes para que se beneficien de estos fondos. Castilla y León es territorio de pymes, pero también de autónomos y por lo tanto tenemos que tener un efecto de arrastre importante.

¿Los autónomos también podrán acudir a las convocatorias?

Los autónomos estarán incorporados en los proyectos de grandes empresas o de las pymes.

En fin, estamos en un espacio de diálogo, de acercamiento, de lo que son los fondos europeos para que se pueda beneficiar todo aquel que tenga un proyecto.

La Junta de Castilla y León ha criticado la falta de transparencia sobre cómo se van a ejecutar los fondos.

Yo creo que no responde a la realidad. No se trata de fondos que están redistribuidos por comunidades autónomas, hay algunos que sí, pero lo que vamos a hacer es financiar proyectos y lo que tienen que hacer los gobiernos autonómicos es acompañar a su tejido industrial, empresarial, para que estos proyectos se puedan movilizar y se puedan beneficiar las empresas, porque son fondos destinados principalmente a empresas. Desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo también vamos a dedicar fondos a entidades locales, por ejemplo al comercio, tanto la rehabilitación de mercados municipales como la mejora de zonas de afluencia turística se gestionarán por parte de las corporaciones locales... estamos abriendo un abanico de colaboración público-privada para que los fondos lleguen y para que siempre que haya un proyecto se pueda financiar. No se trata de cuánto me toca a mí, sino de movilizar proyectos porque eso permitirá canalizar los fondos, que tienen que tener un efecto multiplicador en el sector privado.

El siguiente PERTE será el agroalimentario, ¿para cuándo estará?

Estamos trabajando en ello y espero que en septiembre lo podamos presentar.

La tercera pata de su departamento es el comercio. Después de pasarlo muy mal en pandemia y cuando iniciaban la recuperación ha llegado una subida brutal del precio de la luz. ¿Qué puede hacer el Gobierno para evitar pérdida de competitividad en el comercio y las pymes por el precio de la electricidad?

Hemos hecho ya muchas cosas, algunas con resultados visibles como la bajada del IVA al 10 por ciento o el bono de consumidores vulnerables. Pero lo más importante son los cambios estructurales del sistema y ahora mismo hay dos anteproyectos de ley en el Congreso, que se tienen que aprobar porque el problema del precio de la luz es de todos, y no solo del Gobierno. Tanto en el corto como en el medio plazo hemos tomado medidas que esperemos sean eficaces y permitan minimizar la factura.

¿Cuáles son esas medidas?

Acabamos de anunciar una nueva subasta de renovables, 3.300 megavatios, lo que va a permitir que las renovables bajen el precio y eso se empezará a notar, espero, una vez que se adjudique la subasta. Y también estamos trabajando con la Comisión Europea en un debate sobre el cambio en el sistema de fijación de precios. España está tomando posición y propiciando un debate para que no solo las medidas que podamos tomar como país, sino también en el contexto de la UE, nos lleve a precios más competitivos. El precio de la luz resta competitividad a nuestras empresas, pero no solo a las españolas, sino a las europeas y si queremos ser competitivos frente a otros mercados tenemos que intervenir en el sistema. Esperemos conseguir aliados suficientes para cambiar el modelo.

La Junta se ha quejado en la última semana por la aparente falta de neutralidad del Gobierno en el proceso de venta de ITP Aero en favor de un consorcio con una empresa vasca en detrimento de otro en el que participa Aciturri. ¿Han recibido presiones del Gobierno vasco?

Lo primero que me preocupa es que el señor Igea ponga en entredicho la neutralidad del Gobierno en un proceso que no deja de ser una transacción privada, en la que el Gobierno de España solo vela porque sea buena para el país y para los intereses de todas las regiones. Nosotros no intervenimos en la venta de manera directa. En el caso de Aciturri, estamos trabajando con ellos como lo hacemos con otras empresas como Sener, Indra o todas las interesadas en darle valor industrial a la venta de ITP. Efectivamente, hemos recibido una carta de la Junta que estamos dando respuesta, teniendo en cuenta que ha coincidido con el periodo vacacional.

¿Rechaza su falta de neutralidad?

Desde luego. Hay que tener en cuenta que este Gobierno ha demostrado con hechos que nos preocupa la industria en Castilla y León y que la hemos defendido. Lo hicimos nada más llegar al Ministerio cuando había un proceso de deslocalización de Vestas y conseguimos una inversión de Network Steele que ha dado capacidades industriales al polígono de Villadangos; lo hicimos con Isowat Made, que estaba a la deriva y encontramos un inversor; y lo hemos hecho también en LM Ponferrada.

Los hechos ponen de manifiesto que somos un Gobierno comprometido y una ministra a la que gusta velar porque su Comunidad sea próspera. Lo hago en toda España, pero particularmente en mi tierra, intento siempre que haya buenas noticias como las que hemos traído con los nuevos modelos de Renault.

Una última pregunta más personal, estaba dispuesta a abandonar el Gobierno para ser vicepresidenta económica en la Comunidad de Madrid. ¿También lo estaría para presidir la Junta de Castilla y León?

Tenemos muy buenos candidatos para presidir la Junta, yo ahora estoy muy centrada en el Ministerio, que va a ser clave para la reactivación económica y a eso dedicaré ahora todos mis esfuerzos.