scorecardresearch

Díaz pide una cesta de precios congelados hasta enero

Agencias
-

La ministra de Trabajo reclama que se extienda más allá de las navidades, que cambie cada semana y que entre los alimentos haya proteínas y frescos. La vicepresidenta segunda quiere también que exista además una opción específica para celíacos

Díaz pide una cesta de precios congelados hasta enero - Foto: Rodrigo Jiménez

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este jueves que la cesta de la compra de productos básicos con precios "congelados" o limitados que está demandando a la gran distribución debe variar cada semana, incluir proteínas y frescos (pescado, carne, fruta, huevos y hortalizas) y estar disponible para las familias al menos hasta después de Navidades. Asimismo, ha pedido que se oferte una cesta específica para celiacos.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con el director ejecutivo de Carrefour España, Alexandre de Palmas, la vicepresidenta no ha entrado a valorar el contenido de la cesta anunciada por Carrefour (30 productos básicos a 30 euros) y se ha limitado a señalar las características que debería tener una cesta de la compra con productos básicos "a precios limitados o congelados".

Además de ser asequible y de calidad y estar disponible al menos hasta después de Navidades, Díaz ha afirmado que esta cesta básica de la compra debe ser fruto de un acuerdo entre las grandes distribuidoras, "rotar" semanalmente para que la dieta sea "variada y sana" y de calidad. Además, ha pedido que se oferte también una cesta específica para celíacos.

La vicepresidenta ha insistido en que esta demanda va dirigida a las grandes distribuidoras para que lancen esta cesta "a costa de sus márgenes empresariales" y no de los productores. También ha indicado que no es una propuesta que vaya enfocada hacia el pequeño comercio, debido a que "no tiene capacidad" para asumir el coste.

"De ninguna manera puede ser esta oferta a costa de los productores de nuestro país, tal y como exige la Ley de Cadena Alimentaria. Esto es a costa de la contribución que hacen o deben de hacer las empresas que tienen capacidad para ello. El esfuerzo se lo pedimos a las grandes distribuidoras y no al pequeño comercio, que no tiene capacidad para esto", ha subrayado.

Díaz ha señalado que Carrefour España va a estudiar las propuestas que les ha trasladado durante la reunión y ha aprovechado su intervención también para animar a los consumidores a acudir a sus comercios de proximidad.

"Somos conscientes de que el pequeño comercio no puede hacer este esfuerzo y lo dice alguien que acude y es usuaria del pequeño comercio. Las personas deben comprar en sus barrios, en los comercios locales de proximidad, con productos de temporada, pero somos conscientes de que no tienen márgenes para poder hacer esta oferta", ha insistido.

La vicepresidenta ha reiterado que lo que persigue es propiciar un acuerdo entre las grandes distribuidoras "en un momento de absoluta excepcionalidad, por mor de la inflación y sabiendo que son las grandes las que tienen márgenes empresariales para poder realizarlo".

"Los bolsillos de los ciudadanos competen a todo el Gobierno"

Preguntada por la división de opiniones en el seno del Gobierno respecto a este tema y por las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, asegurando que este tema no compete a la vicepresidenta segunda, Díaz ha sido muy clara: "Los bolsillos de los ciudadanos competen a todo el Gobierno".

A la reunión ha asistido también el ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha destacado la importancia de que la cesta de productos básicos a precios asequibles que quieran ofertar las grandes distribuidoras sea variada y "sana" para los consumidores.

Garzón ha explicado que en periodos de dificultades económicas se tiende a una alimentación de peor calidad, lo que provoca perjuicios sanitarios, especialmente entre los sectores más vulnerables y la población infantil, por lo que han pedido que esta cesta básica de consumo permita una alimentación saludable.

A esos efectos, ha señalado que ha solicitado a la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición un informe para que establezca qué tipo de dieta equilibrada puede ser oportuna a fin de que sirva de guía a la hora de que las grandes distribuidoras realicen sus ofertas comerciales.

"El ejemplo que hoy hemos visto en esta reunión (con Carrefour) debe servir para que otras empresas distribuidoras asuman un esfuerzo y proporcionen también unas ofertas comerciales que permitan moderar los precios de las cestas de consumo de las familias trabajadoras en este momento", ha subrayado Garzón.

Sobre qué productos concretos debería incluir esta cesta básica de consumo, Díaz y Garzón han indicado que no entran en eso, pues se trata de ofertas comerciales privadas, que las grandes distribuidoras deben valorar. Lo que ellos hacen, han insistido, es "invitarlas" a que esta cesta cumpla con una serie de características, de forma que, "en la medida de sus posibilidades y sus capacidades, sean capaces de ofrecer una cesta de consumo que esté dentro de los rangos de alimentación saludable".