scorecardresearch

"Ha sido como volver a nacer; podíamos haber volado todos"

R.C.G.
-

La noticia de la detención de R.L.R., adelantada ayer por DB, era la más comentada en la ciudad. Tras el asombro inicial, algunos vecinos descorcharon botellas de champán

"Ha sido como volver a nacer; podíamos haber volado todos" - Foto: Alberto Rodrigo

La noticia de la detención de R.L.R., adelantada ayer por DB, era la más comentada en la ciudad y su foto rápidamente comenzó a circular por los teléfonos móviles. «Su cara me suena pero no le conocía», aseguraba una señora  aún perpleja por haber vivido en el portal anexo al ‘lobo solitario’. «Son cosas que ves en la televisión en otras ciudades pero que nunca piensas que puede ser tu vecino», remarcaba.
En el número 39 de Condado de Treviño el asombro era mayor ya que, a pesar de que cuando se produjo la detención algo ya habían escuchado, nadie tenía noción de la gravedad. «Se rumoreaba que era un tema de armas pero nunca te imaginas algo así», explicaba un matrimonio que al leer el diario, tras el asombro inicial, había descorchado una botella de cava. «Hemos brindado porque es como si hubiéramos vuelto a nacer, ya que podíamos haber volado todos en cualquier momento con ese arsenal en el edificio», apuntaban.

De hecho, uno de los interrogantes más repetido en la zona en la que residía R.L.R. era porqué las fuerzas de seguridad le habían dejado acumular tanto armamento con el peligro que entrañaba para el  resto en vez de actuar antes. «Entiendo que le han estado haciendo un seguimiento y que eso lleva un tiempo, pero es que estábamos durmiendo todos encima de un polvorín», apuntaba otra persona que reside en el mismo bloque que el detenido.

La operación de registro de la vivienda llevada a cabo por la Guardia Civil pasó desapercibida para muchos vecinos, que a través de otros se habían ido enterando durante los últimos días de lo sucedido, aunque a todos les faltaban muchas piezas en el rompecabezas. Ayer se resolvió el enigma. «Es increíble pensar que he estado viviendo años con  ese arsenal sobre mi cabeza. Nos hemos librado de una tragedia porque en cualquier momento podíamos haber explotado todos», confesaba un propietario que  ha compartido portal con el detenido, y sus padres, durante muchos años. «Son vecinos de toda la vida, al menos yo cuando compré el piso ellos ya estaban aquí, aunque a él últimamente se le veía poco», sentenciaba.