scorecardresearch

Fundación Caja de Burgos desea sumar 47.000 usuarios en 2026

L.M.
-

El Plan Estratégicoque ha dado a conocer este miércoles la entidad tiene como uno de sus objetivos incrementar el gasto social hasta los 15 millones anuales y hacer crecer su comunidad

Rafael Barbero (i.), director general, ha comparecido junto al presidente de Fundación Caja de Burgos, Ginés Clemente. - Foto: Patricia González

La Fundación Caja de Burgos inicia en 2022 un nuevo Plan Estratégico con el ambicioso objetivo de transformar la sociedad. Después de los dos planes anteriores desarrollados desde que se convirtiera en fundación bancaria -con los que ha logrado la consolidación y el crecimiento-, estrena una etapa con este ambicioso reto. Así lo han manifestado esta mañana en rueda de prensa el presidente de la Fundación Caja de Burgos, Ginés Clemente, y su director general, Rafael Barbero. La entidad, cuya misión será el impulso del desarrollo social y económico de las personas en su zona de actuación, basará su actividad los próximos años en los pilares de la sostenibilidad, el emprendimiento, el talento y la digitalización. Este proyecto es el resultado de un proceso de reflexión que ha servido para redefinir la misión, la visión, los valores y las líneas de actuación de la entidad entre 2022 y 2026, así como sus objetivos.

En cuanto a objetivos cuantificables, Fundación Caja de Burgos se ha marcado para 2026 el reto de incrementar un 8% su comunidad de usuarios (+47.000); incrementar el gasto en acción social anual hasta superar los 15 millones de euros anuales y mantener un nivel de satisfacción medio del 4,5 sobre 5. La Fundación Caja de Burgos se ha fijado como visión ser una entidad transformadora de la sociedad, fomentando la participación ciudadana, la creatividad y el desarrollo de un pensamiento crítico; e impulsando acciones que favorezcan el desarrollo económico y social, la creación de empleo decente, la igualdad, la inclusión, la solidaridad, el desarrollo rural y la colaboración.

Por otro lado, con el doble objetivo de garantizar la independencia en los órganos de gestión, el crecimiento y el desarrollo económico, y potenciar la oferta financiera de su entorno, la Fundación ha adquirido el 10% de Arquia Bank, banco mediano de ámbito nacional con el que la entidad comparte valores y proyecto. Este banco abrirá próximamente una oficina en Burgos, lo que se traducirá en una oferta financiera más amplia para los burgaleses y para sus empresas.

Cierre 2021 y presupuesto 2022. En cuanto al cierre económico y balance de actividad de 2021, la Entidad ha alcanzado un nivel de gasto social de 12,8 millones de euros con un resultado final de -2,9 millones de euros. Estas pérdidas se debieron a la reducción del dividendo de Caixabank el pasado ejercicio, hecho extraordinario en periodo de pandemia motivado por la normativa del Banco Central Europeo. No obstante, este resultado se vio ampliamente compensado con los beneficios acumulados en el periodo de 2014 a 2019, que llegaron a los 5,6 millones de euros, que ha favorecido que el patrimonio de la Fundación no se haya visto afectado.

Además, la recuperación del citado dividendo ha permitido plantear un presupuesto para 2022 más optimista, que pretende alcanzar un resultado de explotación positivo (+35.126€), favoreciendo además una senda de crecimiento para los próximos años dentro del nuevo plan estratégico 2022-2026. Durante 2022, Fundación Caja de Burgos destinará 14,2 millones de euros al desarrollo de actividades.