scorecardresearch

Definitivo adiós a la élite

Jorge A. López / Burgos
-

El CB Ciudad de Burgos no logra los apoyos económicos necesarios para jugar en Liga Femenina un año más

Dos jugadoras del Uni Girona cierran el paso a Belén Arrojo. El Beroil no ha tenido margen de maniobra. - Foto: Valdivielso

Era un secreto a voces, pero en la jornada de ayer se confirmó. El CB Ciudad de Burgos renuncia a su plaza en Liga Femenina y no competirá la próxima temporada en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional, centrando a partir de este mismo momento su trabajo en la cantera. A las 13.00 horas de ayer concluyó el plazo para inscribir equipos en las competiciones FEB (LEB Oro y Plata, EBA, Liga Femenina y Liga Femenina 2) y las burgalesas no presentaron la más mínima documentación.

Javier Ruiz, presidente del Ciudad de Burgos, lamenta haber llegado a esta situación y explica los motivos de la misma. «No ha existido interés ni de las instituciones ni de las empresas para aportar el apoyo económico que era necesario», afirma. Ruiz añade que las cuatro últimas campañas ha sido él quien ha adelantado el dinero del aval y del día a día del club, pero que este año ha decidido decir basta. «Para tener un equipo que compita con dignidad en Liga Femenina no solo hacen falta patrocinios y subvenciones, sino también liquidez. Aún estamos pendientes de recibir gran parte (unos 40.000 euros) de las subvenciones de la anterior temporada», dice.

Cuestionado sobre si, quizás, el club no ha sido capaz de transmitir la importancia de contar con un equipo en Liga Femenina, Javier Ruiz dice que no ha sido ese el problema. «Se ha sabido explicar y ha calado, pero aún así, no ha habido interés. Hace unas semanas que hablamos con las instituciones y que hicimos un llamamiento para encontrar los apoyos necesarios, pero no solo no hemos encontrado nada (serían necesarios unos 300.000 euros; 70.000 del aval y 225.000 de presupuesto) sino que ni tan siquiera hemos recibido ofrecimientos», afirma. «No tengo una sola llamada en mi teléfono no para hacer una propuesta, sino para preguntar cuáles eran las necesidades del equipo», concluye, con pesar, Javier Ruiz.
 

Crisis generalizada. Aunque no sirve de consuelo, el presidente del Ciudad de Burgos recuerda la cantidad de equipos que, en los últimos años, han tenido que renunciar a Liga Femenina ante la imposibilidad de cumplir un presupuesto: Ros Casares, Sóller, Ibiza, FC Barcelona, Olesa, el antiguo Mann Filter, Obenasa, Hondarribia y León. A estas desapariciones de la élite hay que sumar los problemas económicos que atraviesan equipos como el Celta de Vigo y el Rivas Ecópolis. El vigente campeón ha tenido que renunciar a jugar la Euroliga.