scorecardresearch

Coge la mochila para saltar el charco

I.M.L.
-

Dos alumnos del IES Cardenal Sandoval y Rojas, Tania Fernández y Asier Elena, consiguen sendas becas de la Fundación Amancio Ortega para estudiar un curso en Estados Unidos

Asier y Tania se han enfrentado a muchos exámenes en esta sala de usos múltiples del instituto arandino. - Foto: I.M.L.

Ya conocían la existencia de estas becas de la Fundación Amancio Ortega y salió de ellos mismos probar suerte, animados también por su profesora de Inglés, Susana Tapia. Ahora, Tania Fernández Tobes y Asier Elena Gómez van a poder vivir la experiencia de estudiar todo un curso en Estados Unidos, por lo que sus compañeros del IES Cardenal Sandoval y Rojas de Aranda de Duero ahora les miran con un poquito de envidia.

Su buen nivel de inglés les allanó el camino pero la presentación personal, que llevaban más o menos preparada, fue la que decantó la balanza a su favor en la selección final entre los más de 1.200 aspirante de toda España. «Teníamos tres minutos de tiempo límite y yo me apunté unas ideas principales sobre lo que quería hablar, que eran mis ambiciones para el futuro, y me lo preparé para que fuese natural», explica Tania. Asier se centró en un tema, el baloncesto (aunque él es más de fútbol) pero se quedó a medias. «Allí me cortaron la presentación porque ya sabían mi conocimiento de inglés y buscaban más conocer a la persona, casi me sentó mejor porque prefiero hablar a terminar la presentación», confiesa Asier.

El hecho de cursar allí 1º de Bachillerato les inquieta porque al regresar tendrán que aplicarse más para preparar la EBAU. Aún así, se enfrentan a este reto con mucha ilusión y algunos nervios, que seguro que se van acrecentando según se acerque la fecha de partida, en julio o agosto. «Yo estoy mirando el nivel académico de allí, porque si no sacas mínimo un 6 de nota te tienes que volver, entonces miro a ver si son más fáciles, como las matemáticas, o más difíciles», apunta Asier, mientras que Tania pone el acento en el día a día. «Las costumbres que tienes allí, lo que hacen con sus familias habitualmente, de eso me he estado documentando», explica.

El hecho de ser alumnos de la sección bilingüe de Inglés les ha quitado el miedo a estudiar y vivir 'en inglés', que es su «segundo idioma» pero expresan otras incertidumbres. «Espero que me toque una familia con la que me lleve muy bien para llevarme una buena experiencia», apunta Asier. «El simple hecho de tener esta experiencia, vivir un año entero en otra cultura, y aprender también fuera del instituto» son las tres cosas que Tania destaca de esta oportunidad.