scorecardresearch

Quejas por el descuido del cementerio, que suma 3 operarios

L.N.
-

Los nuevos trabajadores empezarán el lunes, tras ocho meses que ha cubierto la Brigada de Obras

Quejas por el descuido del cementerio, que suma 3 operarios

"Descuidado" y "dejado". Así definen los arandinos, en líneas generales, el estado del cementerio municipal. Lamentan que hay "demasiada hierba" en los pasillos que separan unas tumbas de otras, que el "mantenimiento deja mucho que desear" o que en numerosas ocasiones se han encontrado "con las puertas cerradas". 

Unas quejas que resuenan con algo más de fuerza en la víspera del Día de Todos los Santos pero que se repiten desde hace meses. En marzo, el cementerio de Aranda de Duero se quedó sin empleados. La plantilla debería estar formada por cuatro trabajadores, pero no quedó ninguno en activo por distintas bajas médicas y una jubilación anticipada. Esa situación obligó al Ayuntamiento de la capital ribereña a iniciar una selección de tres operarios. Dicho proceso concluyó la semana pasada. Ocho meses después. Durante este tiempo, el servicio de enterramientos ha estado garantizado en todo momento con la Brigada de Obras. 

El concejal de Medio Ambiente del Consistorio arandino, Carlos Fernánez, explica que los nuevos empleados se incorporarán el lunes. No obstante, alguno de ellos lo hará más tarde, cuando cumpla los 15 días de preaviso con la empresa en la que trabaja actualmente. 

"El cementerio podría estar bastante mejor, se percibe sucio, por zonas abandonado, pero claro los trabajadores llegan hasta donde llegan", indica una mujer, que confía en que a partir de ahora la situación mejore. Mientras, otra va más allá al asegurar que lo ha encontrado "mejor que otras veces para lo descuidada que está Aranda en general, es de vergüenza". 

En el extremo opuesto, son varios los usuarios que defienden que no hay motivo para las críticas y que el camposanto "está bien". 

"Con cuidado". El estado del cementerio también tuvo su parte de protagonismo en el pleno ordinario que se celebró el jueves. En el turno de ruegos y preguntas, el concejal de Podemos Andrés Gonzalo planteó cómo se puede acceder a pie "sin poner en peligro nuestras vidas", a lo que la alcaldesa Raquel González, respondió que "por los caminos habilitados y con cuidado".

Un pleno en el que también se aprobó el pago de 151.000 euros para la construcción de nuevas sepulturas y nichos.