Instan a permitir entrar en consulta a parejas de gestantes

G.G.U.
-

El Procurador del Común destaca que es «un interesado en el embarazo y no un mero espectador», y también pide a Sacyl un protocolo único para la Comunidad que garantice este derecho en pandemia

Área de partos del HUBU, donde sí entran las parejas. - Foto: Alberto Rodrigo

El Procurador del Común, Tomás Quintana, [Defensor del Pueblo en Castilla y León], firmó en febrero una resolución en la que insta al HUBU a que «arbitre el modo de garantizar» a la pareja de una embarazada el «acceso a las pruebas preparto, al propio parto y al resto de actos médicos que le incumben», después de que el aludido presentara una reclamación al respecto en el servicio de Atención al Paciente que fue desestimada «en aplicación de los protocolos de prevención».

El Procurador sustenta su resolución «en la posición del padre del bebé (o de la madre no gestante en el caso de parejas del mismo sexo) como un interesado y afectado en el embarazo y no como un mero espectador». Subraya que en estos tiempos el hecho de tener un hijo «es un proyecto conjunto que abarca a ambos progenitores» y defiende que el padre o la pareja ha de tener «papel activo». Expone que, hasta el estallido de la pandemia, así se recomendaba por las autoridades sanitarias en los Planes de parto y nacimiento dentro de la Estrategia de la Atención al Parto Normal y de la Estrategia Nacional de Salud Reproductiva de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

De igual forma, Quintana cree «importante» destacar que lo habitual es que en las consultas previas al parto se den buenas noticias -«de las que el padre ha de ser partícipe»- pero otras veces puede haber «situaciones de difícil encaje moral en soledad y que, además, la gestante habrá de transmitir posteriormente a otra persona a quien también conciernen estas noticias» (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves)