scorecardresearch
José María Chomón

Bailando bajo el diluvio

José María Chomón


La plusvalía y Santa Rita

04/11/2021

Bajan revueltas las aguas por el Olimpo, término con el que el inolvidable Jacinto Ontañón se refería al Ayuntamiento burgalés. Los diosillos municipales andan peleados. Hay un diosillo que se ha ido de un partido naranja porque ya no le gusta ese color, pero se ha quedado en el Olimpo para seguir sirviéndonos, eso sí, sin renunciar a su merecida soldada. Aunque todos acordaron hace ya mucho tiempo que estas cosas eran muy feas y no se podían admitir, ahora otros diosillos concejiles le aplauden a rabiar por tan sabia decisión, mientras los mandamases del Olimpo -que hablan de una posible prevaricación- andan muy, pero que muy enfadados.

Y mientras asunto tan trascendental ocupa y preocupa a los habitantes de los alcázares del Olimpo, un tribunal muy importante, al que llaman Constitucional, se ha atrevido a anular los artículos de la Ley de Haciendas Locales que servían para determinar la base del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocida popularmente como la pu…ñetera plusvalía municipal.

No ha tardado el diosillo rey en pedir que se repare tan maligna decisión, más propia de Lucifer, que deja al Consistorio sin 10 millones de euros anuales. Y es lógico, es de ley que esta cuestión se resuelva urgentemente para que nuestra Casa Municipal siga en lo alto de los cielos.

Me comentaba una venerable vecina lo curioso que resulta que ninguno de los diosillos relevantes -ni de izquierdas ni de derechas- haya tenido a bien acordarse de los cientos de ciudadanos esquilmados por el pago de un impuesto cuya base de cálculo resulta que ha sido declarada inconstitucional. A lo mejor, aunque ese tribunal tan importante no lo haya exigido por una cuestión de Estado, que no de justicia, nuestros próceres concejiles se animan a devolver el dinero, respondí ufano. Mi amiga, que ha visto pasar desde el balcón de su casa a decenas de diosillos municipales, respondió entre carcajadas: cuando se trata del dinero del Olimpo se aplica eso de Santa Rita, Rita…