scorecardresearch

Génova y Ayuso no ceden en su pulso por el PP de Madrid

Agencias
-

La presidenta, que almorzó la semana pasada con Almeida, reconoce que la situación es «complicada»

Génova y Ayuso no ceden en su pulso por el PP de Madrid - Foto: Gustavo Valiente

Un mes después de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, buscase escenificar una tregua en su pugna con la dirección nacional del PP, y tras almorzar con el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, el choque por el control del partido en Madrid sigue coleando sin que ni Génova ni Sol hagan cesiones para calmar las aguas. La dirección nacional que encabeza Pablo Casado y Ayuso no se ponen de acuerdo en la fecha del congreso autonómico de la formación conservadora y tampoco en el que es el debate de fondo: quién debe liderar el partido en la región.

En Sol, sede del poder autonómico, insisten en que debe existir una situación análoga al resto de territorios, donde quien preside la comunidad lidera la formación, pero Génova siempre ha considerado Madrid un caso especial, por el peso que supone y por los conflictos vividos en el pasado.

Y por eso, pese al buen resultado que obtuvo en las urnas, la dirección nacional no ha respaldado a Ayuso, tampoco después de que la presidenta madrileña dijese en la convención nacional que su sitio es Madrid y haya reiterado desde entonces que trabaja para que Casado llegue a Moncloa.

Casado, que ha desarrollado su carrera política en el PP de Madrid, ha sido testigo directo de cómo Esperanza Aguirre, como presidenta del PP madrileño, buscó ser un contrapeso a Mariano Rajoy. La pugna actual muestra el temor a que algo así pueda reeditarse.

Quizá por ello, Génova apuesta de manera abierta por la llamada tercera vía -que la Presidencia del PP madrileño recaiga en un tercero, ni en Ayuso ni en el otro peso pesado, Martínez-Almeida-, una opción que la líder autonómica rechaza, manteniendo su candidatura. 

Mientras, cuando se multiplican las informaciones que hablan del mal momento en las relaciones, como los bloqueos en Whatsapp entre populares, crecen las especulaciones basadas en hechos como la comida entre Ayuso y Martínez-Almeida. Ambos almorzaron juntos la semana pasada en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia regional del PP, la víspera de la polémica Junta Directiva donde se puso de manifiesto la ruptura entre los partidarios de adelantar el congreso y los que secundan a Génova, «no se habló ni de terceras vías ni de listas», desveló al alcalde.