scorecardresearch

La Diputación oferta 154 plazas, 76 de auxiliar de enfermería

F. TRESPADERNE
-

50 de estos empleos son a jornada completa y 26 a media. En el listado para este 2023, la tasa extraordinaria para la reducción de la temporalidad también incluye 15 puestos de limpiador

La mayor parte de las plazas tiene como destino residencias de mayores. - Foto: Patricia

La oferta de empleo público para este año de la Diputación de Burgos, según la propuesta que lleva el equipo de gobierno a la mesa general de negociación convocada para este jueves, contempla un total de 154 plazas, de las que casi la mitad son de auxiliares de enfermería, en concreto 76, de ellas 50 para contratos a jornada completa y 26 a media. El documento también incluye otras 15 plazas de limpiador. A estas 154 plazas hay que sumar otras 46 que se arrastran de la oferta de 2022, de las que cuatro son de promoción interna, no cubiertas.

En la propuesta para este año, en concreto en lo que se refiera a la tasa de reposición en sectores prioritarios, se incluyen 9 puestos de funcionarios de carrera (técnico de administración general, técnico superior informático, técnico de grado medio, gobernante, programador, etc.) y 20 plazas de personal laboral fijo (psicólogo, auxiliar de enfermería, cocinero y limpiador). 

Para el resto de sectores considerados no prioritarios, en la oferta se establecen 8 plazas de funcionario de carrera para 2 arquitectos técnicos, 3 técnicos de grado medio, 2 administrativos y 1 auxiliar de biblioteca, mientras que de personal laboral fijo las plazas previstas son 9, de ellas 3 para auxiliares de carreteras, 4 de limpiador, una de capataz y otra de peón.

El grueso de los empleos de la oferta que maneja el equipo de gobierno para este año, propuesta que no ha sido negociada con los sindicatos, corresponde a la tasa extraordinaria para la reducción del empleo público temporal. En concreto, en este capítulo hay cuatro plazas para funcionarios de carretera (técnico de administración general, archivero bibliotecario, enfermero y técnico de artes gráficas), mientras que para personal laboral fijo son 94, de las que 76 son de auxiliares de enfermería, 15 de limpiador y una para los oficios de trabajador social, agente tributario y agente ayudante.

En relación al turno de promoción interna, en el informe que justifica la oferta de empleo público se incluyen 8 plazas de funcionarios y 2 de personal laboral fijo. 

Críticas sindicales. Los sindicatos, al conocer esta propuesta por el orden del día de la mesa general de negociación, han mostrado su rechazo a la oferta. Desde el Sindicato Obrero Independiente (SOI), que anuncia que no acudirá a esa mesa porque no se han consensuado los asuntos como acordaron, aseguran que la oferta  «no viene fundamentada y no recoge el preceptivo concurso de traslados que debe haber antes».

Además, este sindicato también muestra su rechazo a que «se oferten 18 puestos de ordenanzas porteros para los trabajadores con problemas de salud, ya que son insuficientes y conllevan la pérdida de poder adquisitivo en la mayoría de los casos» y por eso reclaman que se amplíen estos puestos a auxiliares administrativos, administrativos y cualquier otro susceptible de ser ocupado por empleados no aptos para su puesto de origen mayoritariamente auxiliares de enfermería y limpiadores.

En el mismo sentido se manifiestan desde CCOO, que aún no tienen claro si acudirá o no a la mesa de negociación y lamentan que se siga sin acordar el orden día, «con asuntos importantes como la oferta de empleo», que a su juicio se debe negociar «con criterios lógicos, como por ejemplo que se convoquen aquellas plazas que están cubiertas por interinos o seguir metiendo las plazas que no se han cubierto». Ambos sindicatos califican de «paripé» sentarse a negociar esta oferta, «que viene cocinada del despacho del vicepresidente».