scorecardresearch

Tres semanas de desvíos en la BU-11 y las obras sin empezar

I.E.
-

La Subdelegación del Gobierno en Burgos informa de que en estos días se ha estado «delimitando la solución técnica» para el arreglo del viaducto y que los trabajos empiezan a finales de esta semana

Circulación lenta en la salida de la Plaza del Rey hacia la BU-11. - Foto: Alberto Rodrigo

Las quejas de los usuarios habituales de la BU-11 crecen cada día que pasa porque el corte de la calzada de salida de la ciudad para llevar a cabo trabajos de mantenimiento y conservación del viaducto se llevó a cabo hace tres semanas y todavía no han empezado las obras. Ayer el malestar se hizo patente incluso en redes sociales, después de que a primera hora se registraran dos accidentes por alcance por culpa de los atascos que se producen en la Plaza del Rey, lo cual complicó todavía más el tráfico.

El enfado no es tanto por los atascos en sí como por el hecho de que los conductores y acompañantes no ven ningún movimiento en la zona, ni de máquinas ni de trabajadores. Ayer sí que hicieron acto de presencia varios operarios que llevaron a cabo labores de limpieza del firme, como paso previo al inicio de las obras. Ayer la Subdelegación del Gobierno informó a este periódico de que «empezarán a finales de semana» -sin concretar al día- y justificó el retraso en que  en las últimas semanas -con el corte de la vía ya efectuado- la Delegación de Carreteras Castilla y León Oriental ha estado «delimitando la solución técnica» para el arreglo del puente.

El corte de la calzada de salida hacia Madrid y Valladolid provocan que la Plaza del Rey se convierta en una ratonera para los conductores en las horas punta, tanto antes de las 8 de la mañana como a partir de las 14 horas. Y lo cierto es que no hay muchas rutas alternativas para quienes quieren salir de Burgos en esa dirección. Coger el bulevar es una opción, pero los coches no pueden girar a la izquierda para tomar después la calle Madrid. Y circular por la calle Vitoria hasta Plaza del Cid y Plaza de Vega tampoco es la mejor idea en horario de mucho tráfico.

Las obras, que se prolongarán al menos dos meses según fuentes oficiales, han conllevado el corte de la calzada izquierda de la BU-11 en dirección Madrid y su corte total un poco después. Ello provoca que los coches que salen de la capital deban circular por un único carril durante un centenar de metros para posteriormente incorporarse a la calzada contraria, donde se ha desdoblado la circulación enfrentada a los coches que entran a la ciudad. Posteriormente, a la altura de la pasarela del Crucero, los conductores que salen de Burgos se reincorporan a su calzada, pudiendo bien entrar en la salida a San Agustín o continuar hacia el Nudo Landa.