scorecardresearch

Autovías de peaje. ¿Cuánto costará ir desde Burgos a ...?

H.J.
-

El Gobierno ha confirmado que las autovías serán de peaje a partir de 2024. El precio por kilómetro aún no está decidido pero hay varias propuestas sobre la mesa, del Ministerio y de la patronal del sector, que van de 1 a 9 céntimos

Precio de los viajes por autovía hasta capitales cercanas, según los tres rangos de tarifas propuestos por Gobierno y empresas - Foto: DB

Empezó como globo sonda, se coló de rondón en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno mandó a Bruselas en mayo y ahora ni siquiera la ministra de Transportes se corta a la hora de admitir que la medida no solo está en el horno, sino a punto de terminar su cocción.

Habrá que pagar por circular en las autovías españolas que hasta el momento eran gratuitas. Será a partir de 2024 y, aunque todavía no se ha anunciado cuáles serán las tarifas, ya han salido a la luz diversas propuestas. Así que, como decía la canción, "precaución, amigo conductor", pero en este caso cambien la cautela por la resignación.

El Ejecutivo ha dejado caer a lo largo de los últimos meses que la medida podría partir de un mínimo de un céntimo por kilómetro, pero tampoco lo ha asegurado. Incluso se ha llegado a hablar de la posibilidad de una 'viñeta' o tarifa plana anual, como ya sucede en otros países europeos.

Esta solución parece menos probable, porque la preferida hasta el momento sería algún tipo de peaje blando controlado por cámaras de lectura de matrícula, como ya ocurre por ejemplo en Portugal. Esto evita tener que poner cabinas y barreras, hace más fluido el tráfico y causa menos dolor al bolsillo del contribuyente puesto que va abonando las tarifas casi sin enterarse.

Frente al céntimo por kilómetro del que parten las intenciones del Ministerio de Transportes, la patronal Seopan (que agrupa a las concesionarias de las autopistas) ha sugerido una tarifa de 9 céntimos por kilómetro que evidentemente multiplicaría los costes de la circulación. En un término medio, la Asociación de Empresarios de Conservación y Explotación de Carreteras (ACEX) ha hablado de 4 céntimos por kilómetro.

El objetivo de este cobro es afrontar los ingentes costes de mantenimiento que suponen los grandes ejes viarios y que hasta ahora se costean a través de los presupuestos generales del Estado. Cuando finalmente se implante el sistema de tarificación, al menos una parte de estas cantidades las asumirían los usuarios de las carreteras.

El mal recuerdo de la AP-1. En el caso de Burgos existen alrededor de 300 kilómetros de autovías amenazados con pasar a ser de pago. La provincia ya tuvo durante décadas la experiencia del peaje de la AP-1 y ahora podría tener que rememorarla, aunque dependiendo de las tarifas aplicadas será más o menos dolorosa (ver gráfico en esta misma página).

Viajar a Madrid desde la capital costaría entre 2,5 y 10 euros, en función del número de céntimos por kilómetro que se acuerde. Para ir a Vitoria habría que desembolsar un mínimo de 1 euro, un montante similar al de Palencia y ligeramente inferior al de Valladolid. A Bilbao partiríamos del euro y medio. Y si algún se terminan las autovía hasta Santander o Logroño los conductores burgaleses habrían de pagar 1,80 y 1,15 euros respectivamente por circular en doble carril.

Por el momento esta propuesta de peajes blandos afectaría únicamente a las autovías estatales. El Gobierno ha abierto la puerta a que las Comunidades Autónomas también la apliquen en su red de carreteras, pero la Junta de Castilla y León ya ha manifestado su abierta oposición. Al menos por ahora, la autovía Burgos-León seguirá siendo gratuita.