scorecardresearch

CyL formará a los pueblos en autoprotección contra incendios

SPC
-

El consejero comparece ante las Cortes, rechaza las críticas de la oposición, pide «unidad» ante los incendios y avanza más planes de ayuda a las zonas afectadas

Juan Carlos Suárez-Quiñones, antes de su intervención ante la Comisión de Medio Ambiente de las Cortes. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León promoverá la puesta en marcha por parte de los municipios, con el apoyo público necesario, de los planes de defensa y autoprotección para que la ciudadanía sepa como actuar ante estos siniestros, aprovechando 6,5 millones de fondos europeos que la Comunidad captó con un programa. Así lo aseguró el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante su comparecencia a petición propia ante las Cortes regionales para explicar los pormenores de los grandes incendios que ha sufrido Castilla y León durante el último mes, y que, según dijo, se han comido casi 75.000 hectáreas de terreno.

En una tensa sesión de la Comisión de MedioAmbiente, el titular autonómico anunció que el plan de apoyo y recuperación a los incendios de la Sierra de la Culebra y Losacio, en la provincia de Zamora por valor de 65 millones de euros, se replicará, «con la dotación económica necesaria», para el resto de grandes incendios que ha sufrido la Comunidad. «Un escenario futuro sin fuego no es contemplable, ni siquiera un escenario sin fuegos catastróficos», explicó ante una oposición que sigue pidiendo su cabeza como responsable de la política forestal atuonómica.

«No se trata de poner excusas, sino de afrontar una realidad», defendió durante su intervención, donde también detalló las actuaciones de su departamento ante un futuro inmediato con fuegos «más devastadores y más difíciles de controlar». «Cada vez tenemos incendios forestales más devastadores y más difíciles de controlar, cada vez más incendios forestales exceden la capacidad de control en momentos de su desarrollo, lo que supone una amenaza directa no sólo para el medio natural sino también para la vida e integridad de las personas», subrayó el consejero, quien ante estos incendios anunció un cambio «sustancial, estructural y permanente» del operativo Infocal.

Un cambio, dijo, que permita a un tiempo «mantener su esencia» de operativo público con participación de empresas privadas que integra las labores de prevención y extinción, pero que aborde una transformación sobre tres ejes como son «la estabilización, la formación y el reconocimiento y dignificación de su función». Una remodelación total del operativo de lucha contra los incendios forestales que, como recordó, se pactó el 20 de julio en el Consejo del Diálogo Social.

Aprovechar los montes

Igualmente apostó por la cooperación y colaboración entre administraciones, la consolidación del modelo de gestión agroforestal que permita tener paisajes forestales más resilientes, y un modelo de gestión de la ganadería extensiva. Así, el consejero defendió que «aprovechar los montes y sus pastos es rentable, genera empleo y fija población», tras lo que apuntó que mantener unos montes bien conservados «atrae turismo y familias». En este sentido, avisó de que el reto «no es gastar cantidades desmesuradas» en intentar que los montes «aparenten ser jardines», sino «afianzar un sector forestal que aproveche los múltiples recursos de los montes. «En definitiva, bosques sostenibles y pueblos habitados», resumió.

También avanzó la modificación de la Ley de Montes y el decreto de cambios de uso del suelo, así como una apuesta clara por la concienciación de la sociedad, ante lo que instó a recuperar el lema 'Todos contra el fuego' que hace décadas utilizaba el Icona en sus campañas. Sobre este punto. «Es un problema global que exige medidas globales. La mejora y ampliación de los medios, la mejora de la coordinación y la planificación, la despolitización de la lucha contra el fuego y, sobre todo, atacar las bases que quedan expuestas de esta nueva realidad», concluyó.

72.000 hectáreas en un mes

El titular regional también hizo un balance de los grandes incendios que han calcinado Castilla y León durante las últimas semanas, y argumentó que las extremas condiciones meteorológicas han provocado en el último mes el episodio de incendios más virulento de la historia de la Comunidad, a la vez que cifró en más de 72.000 las hectáreas que han ardido en los cinco grandes incendios desde el 14 de junio.

El PSOE  tacha de provocación que siga de consejero

Los grupos de oposición tacharon de «farsa» la intervención del consejero de Medio Ambiente, al que acusaron de «echar balones fuera» y de falta de «vergüenza». En su turno de respuesta a la comparecencia de Suárez-Quiñones, el procurador socialista José Luis Vázquez subrayó que es «una indignidad, una indecencia y una provocación» que siga como titular de Medio Ambiente, por lo que volvió a reclamar su marcha de la Consejería. Para Vázquez, el consejero ha tratado de «generar un relato» para «garantizar el salvamento político de alguien que no tiene derecho a estar aquí». Asimismo, acusó al departamento de Suárez-Quiñones de ser la consejería de toda España «que menos recursos económicos destina» al operativo de extinción de incendios forestales. En este punto, recordó que fallaron las previsiones y que la Junta, a pesar de las previsiones extremas, solo declaró el riesgo de incendios medio, lo que provocó que cuando se inició el incendio de la Sierra de la Culebra solo estuviera operativo el 25 por ciento de los medios del dispositivo.