scorecardresearch

Indignación vecinal en La Calabaza por una tala "terrible"

L.N.
-

Los residentes lo tachan de "destrozo" y critican que eso no es una limpia. Tras las quejas, la alcaldesa de Aranda ordenó parar ayer los cortes, enmarcados en un plan contra incendios

Indignación vecinal en La Calabaza por una tala "terrible" - Foto: L.N.

Indignación total entre los vecinos de La Calabaza. Critican que ayer por la mañana se llevó a cabo una tala de árboles a la entrada del barrio, poco después de pasar las piscinas municipales, que califican como "un destrozo". A su juicio, la corta acometida nada tiene que ver con las limpias que habitualmente se efectúan en los montes.

"Lo que han hecho es terrible", lamenta un vecino, que no da crédito ante la cantidad de árboles y ramas talados, unos ya amontonados y otros esparcidos por el suelo, justo enfrente de la entrada al circuito de motocross. La mayoría, pinos. "Esto es una escabechina", denuncia otro. Mientras, un tercero añade: "Han ido a saco y, además, se ha hecho en cuestión de una mañana, en pocas horas".

Todos lo ven "excesivo". Consideran que las limpias que se habían realizado hasta ahora en los distintos caminos del barrio, a modo de cortafuegos, resultan necesarias. Sin embargo, la corta de ayer les parece "una vergüenza medioambiental". Cierto es, dicen, que había que eliminar los pinos que han levantado el asfalto o los que están próximos a los tendidos de la luz, pero defienden que no había necesidad "de pasarse tres pueblos".

Casi de inmediato, desde la asociación de vecinos de La Calabaza decidieron ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Aranda de Duero. Concretamente, trasladaron su malestar a la alcaldesa, Raquel González, quien tras hablar con los técnicos de Medio Ambiente, dio orden ayer mismo de detener la corta de árboles.

Desde el colectivo vecinal echan en falta más información por parte del Consistorio. Al menos que se les hubiera avisado e, incluso, que se hubiera tenido en cuenta su opinión, ya que, como destacan, estarían encantados de realizar aportaciones para su barrio, uno de los pulmones de la ciudad.

"Corta ordenada". Por su parte, la alcaldesa de Aranda aseguró que se trataba de una corta ordenada por los agentes medioambientales y que se efectuó con los informes favorables de los técnicos. Dicha acción, impulsada principalmente desde la Junta de Castilla y León, se enmarca dentro de un plan antiincendios en el que ya habían empezado a trabajar desde el Ayuntamiento de la capital ribereña. Sin embargo, a la vista del malestar que le transmitieron, la regidora decidió paralizar la tala.

En principio, González defendió que la idea era garantizar la seguridad ciudadana evitando caídas de árboles y posibles incendios. Los vecinos ya piden que se lleve a cabo una repoblación cuanto antes.

Por otra parte, desde la Concejalía de Medio Ambiente informan que se han instalado los nuevos carteles en el circuito Cola Cao.