scorecardresearch

Un cambio a cámara lenta

H.J.
-

La renovación de contenedores en la capital burgalesa apenas ha llegado a un centenar en dos semanas y hay que llegar a 4.500, así que reforzarán el personal instalador con un segundo turno para agilizarlo

Los nuevos contenedores, a la espera de ser colocados. - Foto: Patricia

Las primeras en ver la renovación han sido las calles del G-3. En Condesa Mencía, Victoria Ballfé, Duque de Frías o Marqués de Berlanga ya disponen de los nuevos contenedores tanto de resto como de envases ligeros, papel y vidrio. La colocación comenzó hace un par de semanas, pero el ritmo es tan lento que a este paso se eternizaría. Por eso ya se preparan refuerzos.

Un segundo turno de instaladores llegará en las próximas semanas para poder acelerar un proceso que, de lo contrario, llevaría muchos meses. Hasta este pasado viernes, y según los datos ofrecidos por la empresa Urbaser, se habían instalado 27 islas completas. Cada una de ellas lleva un contenedor gris, otro amarillo, otro azul y otro verde. En total, 114 contenedores, pero hay que renovar 4.500 por toda la ciudad y la tarea no se puede eternizar, pues la previsión es tenerla completada para final de año.

El ritmo de renovación diaria de las islas es de tres por jornada y equipo, y la llegada de un segundo turno mejorará la progresión, pero desde Urbaser apuntan a que no hay una fecha exacta prevista para ello porque dependerá de que los proveedores garanticen la llegada de las piezas que componen los contenedores y su ritmo de montaje.

Los depósitos de residuos que ya están preparados para su colocación se van almacenando en una enorme campa situada en el polígono industrial de Villalonquéjar, la misma que en su día se pensó como aparcamiento de camiones. Ahora es un mar de cajones metálicos lo que ocupa buena parte su superficie y, siempre según los datos de Urbaser, a mediados de la semana pasada ya había 1.079 unidades esperando a ser trasladadas a las calles de la ciudad.

 

(La información completa en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)