El PSOE plantea un concurso para reformar la plaza España

J.M.
-

Apuesta por eliminar la pérgola ajardinada y reurbanizar la zona y recoge la idea del PP, al que ha pedido colaboración, de que sea también un intercambiador modal

El PSOE plantea un concurso para reformar la plaza España - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El nuevo Ejecutivo del PSOE quiere plantearse la legislatura a largo plazo. La falta de una mayoría suficiente, con la siempre amenazante posibilidad de una moción de censura, no hace desistir a los socialistas de mirar al largo plazo, con el horizonte puesto en 2023, y prueba de ello es que ya está buscando la alianza del PP, aunque no se cierra a poder seducir al resto de grupos políticos, para intentar avanzar en alguno de los proyectos más ambicioso del mandato. Uno de ellos es la reforma integral de la plaza de España, cuya idea es reurbanizarla y convertirla en un intercambiador para la movilidad de la ciudad.
El concejal de Fomento, Daniel Garabito, defiende que realizar una actuación en este espacio, lejos de ser un capricho, es ya «una necesidad». Porque se trata de un lugar que, además de tener una estética mejorable y un tanto envejecida, se encuentra en un punto estratégico donde se produce el ensanche de la ciudad, donde mueren algunos grandes ejes con edificios modernos de «arquitectura notable», que se encuentra «junto al Camino de Santiago y muy próximo al Museo de la Evolución Humana». Un entorno privilegiado en el que «todo va bien hasta que llegas a la plaza de España».
La oportunidad de actuar en este espacio de la ciudad parte de su inclusión en el programa electoral del PSOE pero también, tal y como recuerda Garabito, porque el PP lo llevaba entre sus compromisos para esta legislatura al proponer convertir este espacio en un intercambiador para la movilidad urbana. Promesas que muy probablemente vienen también motivadas porque se da la circunstancia de que en los próximos años concluirá la concesión del aparcamiento subterráneo que hay bajo la plaza y que se tienen que dar pasos adelante para la construcción del nuevo Mercado Norte, edificio del que se espera que sea un gran protagonista en la transformación de ese entorno. Importantes variables, estas dos últimas, que permiten pensar en un proyecto más global y a largo plazo.
La idea del nuevo equipo de Gobierno es incluir una partida en el próximo borrador del Presupuesto que permita convocar a lo largo de 2020 un concurso de ideas para transformar este espacio de la ciudad. Y es precisamente aquí donde surgen las incógnitas, ya que está por ver si los socialistas son capaces de cerrar con los partidos de la oposición un acuerdo para aprobar las cuentas municipales.
Garabito ya ha mantenido los primeros contactos con el concejal del PP Jorge Berzosa ya que entiende que las ideas que plantean los populares son «muy sensatas». Más allá de la reurbanización se plantea que en el párking pueda haber un espacio para el estacionamiento de motos, que los ciclistas puedan utilizarlo para dejar sus bicis con la garantía de que están en un lugar vigilado y poder desplazarse desde ahí a pie...
En cuanto a la propia plaza, lo que se tiene claro es que las pérgolas con ese jardín en altura se deben eliminar ya que se entiende que nunca han aportado demasiado a la estética del lugar. O que al menos, los ciudadanos no lo han terminado nunca de valorar en exceso.


La oposición, decisiva

Berzosa, por su parte, expresa su voluntad de colaborar en la elaboración del futuro pliego ya que el PP cree en la necesidad de reformar este espacio. Eso sí, al mismo tiempo opta por la cautela, defiende que habría que ver cuáles son las prioridades de la ciudad con los recursos que se disponen y condiciona el ponerse a trabajar con el PSOE a que exista un crédito para poder avanzar en el proyecto. Porque, tal y como recuerda, todo podría quedar «en un brindis al sol».

(Más información en la edición impresa)