scorecardresearch

La incidencia por COVID empeora tras una semana sin mascarilla

Agencias
-

La transmisión sube más de 100 puntos en siete días, hasta los 608 casos, y la presión hospitalaria supera el 5 por ciento

España registra más de 40.000 nuevos contagios entre la población vulnerable desde el pasado miércoles. - Foto: Daniel Dal Zennaro

La curva epidemiológica de la COVID muestra nuevamente signos de avance casi una semana después de levantarse el uso de las mascarillas, con un aumento de la incidencia entre los mayores de 60 años hasta los 608 casos (108 puntos más en una semana) y un crecimiento de la transmisión que ha ido a caballo con una leve subida de la ocupación hospitalaria, principalmente en planta, que supera ya el 5  por ciento.

Desde la retirada de las mascarillas se diagnosticaron en España más de 40.000 infecciones en mayores de 60 años, grupo que sirve como referencia para medir la evolución de la transmisión, mientras que la incidencia fue en aumento en gran parte de los territorios, principalmente desde el último informe del Ministerio de Sanidad del pasado viernes, al subir desde 556 puntos hasta superar ahora los 600 casos.  Desde el inicio de la pandemia, la cifra total de contagios se elevó hasta los 11.833.457.

Incluso algunas regiones como Murcia comunicaron tras este fin de semana un 50 por ciento más de infecciones entre los vulnerables.

Las autoridades sanitarias atribuyen estas subidas a la mayor interacción social durante la Semana Santa, la retirada el pasado miércoles de las protecciones en interiores y a eventos primaverales que se llevan a cabo en gran parte de los territorios de España.

No obstante, los indicadores hospitalarios en las UCI en la mayoría de los territorios siguen normalizados y estables, con una media en España del 4 por ciento (3,8 por ciento hace una semana) y un total de 364 ingresados, por lo que el ascenso de la transmisión ha tenido mayor repercusión en planta, con 820 ingresados más en siete días, 6.455 en total hasta la fecha en toda España.

En cuanto a los contagios que contabilizan los servicios de salud autonómicos que han decidido mantener el seguimiento a la población general, se reportaron desde el levantamiento del uso de la mascarilla más de 96.000, es decir una media de casi 10.000 cada día, una cifra que debe valorarse, según los expertos, a tenor de que se practican menos test de detección.

A la vista de esta evolución de la curva epidemiológica, Asturias, Cantabria y Murcia recomendaron a sus ciudadanos mantener el uso de la mascarilla incluso en espacios en los que no es obligatorio llevarla y, especialmente, cuando se interactúe con población vulnerable, como ancianos, embarazadas e inmunodeprimidos.

En cuanto a los fallecidos por la COVID-19, se notificaron 319 más, de los cuales 213 se registraron en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 104.227 personas.

Galicia, Navarra y Asturias

Según la incidencia que contabiliza Sanidad ahora, la de los mayores de 60 años, Galicia supera los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, concretamente 1.182, es decir duplica el riesgo muy alto  de transmisión.

También duplica la incidencia a 14 días Navarra (1.278) y Asturias (1.205), mientras que el nivel de transmisión a 7 días en estos territorios, es decir sobre la curva de contagios en la última semana, duplica el riesgo muy alto, fijado a partir de los 250.