scorecardresearch

Escribano exige la rescisión del contrato con la empresa de WiFiBur

C.M. / J.M. / Burgos
-

El PSOE pide una Comisión Extraordinaria de Hacienda para «analizar» la relación de Gowex con la ciudad y tilda de «sospechosa» la contratación de Villanueva por la compañía

En la ciudad hay más de un centenar de puntos de conexión a internet gratuita. - Foto: Patricia

El grupo municipal del Partido Socialista exigió ayer al equipo de Gobierno que rescinda el contrato con Gowex, la empresa que gestiona la red tecnológica de WiFiBur, después de conocerse que infló sus cuentas y que haya entrado en concurso de acreedores. Una compañía que firmado siete contratos desde 2009 con el Ayuntamiento por un importe de más de 415.000 euros. Seis de ellos durante la etapa de Eduardo Villanueva como concejal del Consistorio burgalés en las áreas de Juventud y Nuevas Tecnologías.

El portavoz socialista, Luis Escribano, solicitó la celebración de una Comisión Extraordinaria de Hacienda para «analizar y estudiar» las relaciones de Gowex con la ciudad. «El Ayuntamiento debe romper toda relación contractual con la empresa, analizados y vistos todos los efectos inmediatos que esto pudiera tener. No valen las afirmaciones del concejal de Nuevas Tecnologías, José Antonio Antón, diciendo que si las cosas funcionan no hay problema».

Escribano recordó que el máximo responsable de los contratos es el exconcejal Eduardo Villanueva al que ahora le une una relación contractual con Gowex. «No es suficiente con comprobar si el servicio continua funcionando correctamente o no. Ha sido un verdadero escándalo. Es una empresa que no merece la mínima fiabilidad y es posible que haya intentado engañar al Ayuntamiento». Además, añadió, «ha utilizado a Villanueva para seguir gestionando los intereses de esta empresa con el Consistorio. Es incompresible», añadió.

Sobre la contratación del exedil con Gowex, tildó de «sospechoso» que «quien fue elemento contratante con la empresa sea contratado» después por la compañía.

El Partido Castellanista (PCAS) calificó de «inaceptable» que el Ayuntamiento sea «una de las pocas administraciones públicas que anuncia la continuidad de sus contrataciones con Gowex» una vez que se ha sabido que producido daños económicos «a 5.000 inversores».

Hasta la fecha, las únicas declaraciones del equipo de Gobierno sobre el tema las ha hecho el edil de Nuevas Tecnologías, José Antonio Antón, y se han centrado en afirmar que mientras la empresa siga manteniendo el servicio de WiFiBur no pasa nada. Este sistema de conexión a internet sin cables está operativo en buena parte de los edificios municipales y, en su versión al aire libre, en más de una treintena de zonas de la ciudad y más de un centenar de puntos para acceder a la red.