La hostelería burgalesa prevé una reapertura masiva el lunes

B.G.R.
-

El sector acoge con «alegría» la confirmación de la Junta y asegura que «dar un paso atrás» sería «catastrófico». Prepara para el día 14 un acto reivindicativo que visibilice su situación

Tras casi dos meses prestando servicio únicamente en la terraza, la hostelería podrá reabrir este lunes el interior, hasta un tercio del aforo. - Foto: Luis López Araico

Tras una semana de mensajes confusos, la hostelería recibió ayer la confirmación por parte de la Junta de Castilla y León de que el lunes podrá reabrir el interior de sus establecimientos al 33% del aforo (sin poder consumir en barra o de pie) después de casi dos meses cerrados. Un anuncio que fue acogido con «alegría» en el sector, pero también con cierto «miedo» por el «sufrimiento económico» que lleva acumulado y con la esperanza de que el cierre no vuelva a producirse porque sería «catastrófico».

La patronal prevé que la reactivación de la actividad será mayoritaria, principalmente en la restauración, no solo por el hecho de poder trabajar y no incrementar su endeudamiento, ya que la limitación del espacio frena o anula  la rentabilidad, sino por la «fatiga mental» que existe entre los empresarios. «Necesitamos sentirnos útiles y recuperar el entusiasmo que teníamos», subrayó su presidente, Fernando de la Varga, quien, no obstante, se refirió al resto de restricciones que siguen en vigor.

Sobre este aspecto apuntó que la reapertura permitirá ofrecer el servicio de comidas, dado que el mantenimiento del toque de queda a las diez de la noche ha supuesto casi la desaparición del de cenas, mientras que los cierres perimetrales de las regiones provocan que «la facturación de la hotelería sea nula». Con todo ello, señaló que el levantamiento del cierre de interiores «no se puede tomar como una medida que venga a paliar la gran agonía que sufre el colectivo».

De la Varga consideró que la esperanza para mantener la actividad pasa por la vacunación, al tiempo que precisó que la supresión de las medidas excepcionales no significa que la pandemia se haya superado. En este sentido, pidió responsabilidad a los empresarios  y a los ciudadanos para que se cumplan las medidas sanitarias y de seguridad con el fin de evitar «dar un paso atrás» que ponga en peligro el futuro de los negocios.

Al Gobierno regional exigió una «mayor coordinación», a raíz de los mensajes contradictorios sobre la reapertura de interiores que se han sucedido esta semana y que, según el presidente de los hosteleros, han provocado «más tensión» en el sector. Agradece, no obstante, que la decisión se tomara ayer (hoy ha salido publicado el acuerdo en el Boletín Oficial de Castilla y León) con el fin de que los establecimientos tengan tiempo para preparar sus locales, ya sea a la hora de realizar pedidos o de planificar plantillas. En este punto, confío en que estos días empiecen a llegar las primeras reservas para la semana que viene.

A pesar de la noticia, el sector no quieren abandonar los actos reivindicativos y por ello prevé organizar para el próximo domingo, 14 de marzo, un acto reivindicativo con el que «visibilizar los 365 días que llevamos sufriendo de forma directa las consecuencias de la pandemia». La acción ha sido planteada por el máximo representante de la patronal local y regional a la nacional para que se realice de forma conjunta en toda España y de esta forma continuar también reclamando a las administraciones más ayudas públicas.