scorecardresearch

Aznar dice que Mañueco debe "apañárselas para gobernar"

SPC
-

Remarca que no ve "las ventajas de que la señora Le Pen estuviera en el Gobierno" de España

Aznar (I) y Mañueco, durante la campaña. - Foto: Ical

El expresidente del Gobierno y del PP José María Aznar aseguró hoy que Alfonso Fernández Mañueco, en calidad de ganador de las elecciones del 13 de febrero, "tiene que apañárselas para gobernar" y, aunque no quiso decir cuál cree que es la mejor fórmula para lograrlo, opinó que Vox tendrá que "explicar" por qué quiere formar parte del futuro Ejecutivo de Castilla y León cuando se quiere "cargar" las comunidades autónomas.

En una conferencia en el Círculo Ecuestre, Aznar sostuvo que la política es el arte de lo posible. "No hay ningún político, ningún dirigente político, ningún partido que no aspire a tener una posición dominante en el mercado", comenzó diciendo, y destacó a continuación que el PP ha ganado las elecciones del pasado domingo, "lo cual es importante porque escuchando algunos comentarios en algunos sitios da la impresión de que no está claro quién ha ganado".

Según el análisis de Aznar, "no hay victorias amargas y dulces derrotas", sino que hay victorias o derrotas. Eso sí, precisó que "el PP ha ganado las elecciones" y "otra cosa es que no las haya ganado con un resultado como el que aspiraba, pero las ha ganado". Por el contrario, puso el foco en que la izquierda y la coalición del Gobierno han cosechado "una gran derrota".

El que fuera jefe del Ejecutivo y antes presidente de la Junta de Castilla y León recalcó así que hay "más representación de la derecha y del centroderecha" tras el 13-F, aunque sea "con otro contenido", mientras que hay "menos representación de la izquierda con una difuminación muy clara de sus extremos", refiriéndose a Podemos, y con "una caída muy clara" del PSOE.

Además, reconoció que le preocupa muchísimo el fenómeno de la fragmentación y, en concreto, en Castilla y León consideró que ha sido "extraordinariamente preocupante". "Lo más grave de todo es que tenga un efecto contaminante, es decir, si tiene un efecto contaminante en términos de victimismo provincial o local" porque se estaría viendo en la política española "una tendencia hacia el cantonalismo".

Recordó que cuando él presidió Castilla y León en 1987 había tan solo tres partidos en las Cortes: Alianza Popular, el PSOE y el CDS de Adolfo Suárez. Ahora, "han variado los contenidos" y en la derecha se ha producido "una irrupción muy importante de una fuerza política como es el caso de Vox", reconoció.

En palabras de Aznar, Vox tiene "muchas cosas que explicar" al electorado por "muchas" de las cuestiones que traslada. A partir de ahí, subrayó que "el que ha ganado las elecciones tiene que apañárselas para gobernar" y rememoró que cuando él ganó en 1987 el CDS se abstuvo en la votación de investidura y gobernó dos años y medio solo y luego él ya se fue como candidato del PP a la Presidencia del Gobierno en 1989.

Encontrar la fórmula

"Quiero decir que hoy quien tiene la responsabilidad en Castilla y León debe encontrar la fórmula para gobernar porque al PP los ciudadanos le han dicho que tenga el liderazgo y la iniciativa en la formación de gobierno" para conformar el Ejecutivo "más razonable posible". Para Aznar, es un "buen momento en Castilla y León" para ver si "son capaces" de lograrse esos acuerdos y pactos "de los que está tan ausente la política española".

Preguntado explícitamente si entonces el PP debe atender a la exigencia de Vox e incluirle en el Ejecutivo de Castilla y León, Aznar respondió que "quien tiene la responsabilidad de gobierno" en esta comunidad es el que "debe valorar cuál es el mejor gobierno posible". "Y yo no le voy a decir lo que tiene que hacer porque ni puedo, ni debo, ni quiero", indicó.

Opinó, eso sí, que Vox "es un partido que está a la derecha de la derecha" y "que tiene sus referentes en Europa en Le Pen y otros movimientos", mientras que "el PP es un partido constitucional absolutamente europeo y europeísta". "Para España, no veo las ventajas de que la señora Le Pen estuviera en el Gobierno, no se las veo", comentó Aznar.

Advirtió, además, de que estar en política "no es gratis" y se deben dar explicaciones. "Puedes decir, por ejemplo, 'menuda cara de vicepresidente se le está poniendo a este señor'", dijo parafraseando a Santiago Abascal hablando de su candidato en Castilla y León, "pero al mismo tiempo Vox quiere eliminar las comunidades".

"O sea, ¿quieres que sea vicepresidente de una cosa que te quieres cargar al mismo tiempo?", planteó Aznar. "Eso lo tendrá que explicar", subrayó, al igual que otras cuestiones en política europea. En este punto, recomendó no olvidar nunca que "o somos y actuamos como hijos de la razón o no nos irá bien", ya que "la razón tiene que estar siempre por encima de los sentimientos" al hacer política.

Finalmente, en cuanto a si piensa que el líder del PP, Pablo Casado, será presidente del Gobierno, Aznar respondió que cree que sí y desea que así sea. Además, añadió que considera que será "un buen presidente" cuando llegue al Palacio de la Moncloa.