scorecardresearch

Una alegría para vecinos y peregrinos

R.E. MAESTRO
-

José Antonio González y Samara Escudero se trasladan desde Torrevieja a Itero del Castillo para gestionar tanto el bar como el albergue. Expresan su amor por el medio rural y sueñan con crecer en el pueblo

Una alegría para vecinos y peregrinos - Foto: Jesús J. Matías

Desde Torrevieja hasta Itero del Castillo para empezar una nueva vida como cantineros. No importó recorrer 700 kilómetros ni dejar atrás unos 10 grados más de temperatura. Tras dos años viviendo en la localidad alicantina, José Antonio González y Samara Escudero han apostado por trasladarse hasta la comarca Odra-Pisuerga con su hija Noemi, de casi 3 años, y arrancar con la máxima ilusión una nueva aventura como responsables tanto del bar como del albergue para alegría tanto de vecinos como de peregrinos.

La pareja tenía muchas ganas de trasladarse al medio rural y especialmente a esta zona de nuestra provincia, a pesar de que todos a su alrededor les han dicho que se trata de una locura dejar todo y lanzarse a emprender. José Antonio, de 32 años, se crio en Calzada de los Molinos (junto a Carrión de los Condes), y Samara, de 22 años, es de Osorno. «Siempre nos ha gustado el pueblo, la ciudad es muy estresante, y como dice el refrán 'la cabra siempre tira al monte'», comenta él, para recalcar su amor por esta forma de vida.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)