scorecardresearch

Mañueco pide una «movilización total y sin precedentes»

SPC
-

El candidato pide «concentrar el voto» en el PP para dar «estabilidad» a la Comunidad y a España

Alfonso Fernández Mañueco (i) y Pablo Casado, durante el último acto de precampaña ayer en La Bañeza (León). - Foto: Campillo (ical)

El candidato del PP a revalidar la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aprovechó ayer su participación en el último acto de precampaña para hacer un llamada a los suyos y espolearles para lograr una «movilización total» porque tienen ante sí una situación «sin precedentes», con «momentos especiales» que requieren un «esfuerzo especial». «Pido la ayuda a alcaldes, concejales, militantes, simpatizantes, de vuestras familias y amigos para ayudarme a ganar las elecciones del 13 de febrero, por vosotros, por esta tierra, por León», exclamó. En el mitin organizado en el municipio leonés de La Bañeza con el que el PP puso punto y final a la precampaña electoral horas antes de la tradicional pegada de carteles de la medianoche que oficializa la entrada en campaña, Mañueco, escoltado por el presidente nacional del partido, PabloCasado, alertó de que la única encuesta que vale es la que saldrá de las urnas el 13 de febrero. «Cada voto cuenta, que nadie se confíe con las encuestas, las hay buenas y malas, las cosas van bien, pero el que piense que no hay que hacer nada más se equivoca. La mejor manera de perder las elecciones es pensar que están ganadas de antemano», expuso tras conocerse este miércoles los resultados del CIS.

Como ya hiciera en las anteriores elecciones autonómicas de 2019, Mañueco volvió a apelar a «concentrar el voto en el PP», en referencia a los posibles votantes que duden entre votar a los populares, a Vox o a Ciudadanos, por lo que pidió apoyos que sirvan para «evitar la plaga del sanchismo en Castilla y León» y a la vez para conseguir un gobierno en solitario para que «no haya lugar a dudas» y dependa de «reuniones de despacho que nos puedan quitar el Gobierno», dijo. Un Gobierno «sin trabas que tiene que ser eficaz» y que para ello «impulsará la recuperación económica, la implantación de industria y la creación de empleo», y que «ayudará a ser un factor de moderación y equilibrio en España».

Ante Pablo Casado, con quien coincidió al referirse en varias ocasiones a esta tierra como León y Castilla, como un guiño a la provincia que les acogía, Mañueco afirmó que el próximo 13 de febrero «se decide el futuro» de esta Comunidad y se dirimen los problemas de sus gentes «pero también» está en juego «el papel» de esta autonomía en España, en referencia a la necesidad de que el PP inicie un camino que desemboque en la salida de la izquierda del Gobierno central.

«Sólo hay dos opciones: sectarismo y radicalismo de las políticas de Sánchez (...) o el proyecto de futuro del PP», planteó Mañueco, quien ve al presidente del Gobierno «cruzado de brazos» para resolver los problemas de los españoles «pero no para atacar sectores esenciales» de Castilla y León, entre los que citó a la minería, la agricultura, la ganadería y la industria azucarera, en un lugar como La Bañeza que dispone de una planta molturadora de remolacha. 

Situación que le llevó a criticar las políticas de Sánchez que tildó de «ineficaces, incompetentes y que ponen en peligro a muchas familias, amenazan a muchas empresas y hacen peligrar muchos empleos como muestra la subida de la luz, del previo de los combustibles o el IPC desbocado». 

En contraposición se encuentra, según explicó, un PP que «defiende a los agricultores, ganaderos y a la industria agroalimentaria» y lo ha ejemplificado «con los 30 millones de euros de inversión para el impulso de la concentración parcelaria de Los Oteros que afectará a más de 34.000 hectáreas».

Mañueco resumió su intervención asegurando que el Partido Popular es «el partido de la tierra» que «trabaja con eficacia en favor de las personas desde todos los niveles». En este sentido, concluyó que León y Castilla «son la fuerza que nos mueve», lema que utilizarán los populares durante la campaña.