scorecardresearch

Solaria confía en producir energía en 2023 y espera permisos

S.F.L.
-

La empresa comenzará a construir cuatro parques fotovoltaicos, que generarán 595 MW de electricidad con 1.453.598 paneles repartidos en la comarca de la Bureba, una vez que reciba la declaración de impacto ambiental

Imagen de archivo de una instalación de placas fotovoltaicas. - Foto: PATRICIA.

La empresa española Solaria Energía y Medio Ambiente, que eligió el territorio burebano para desarrollar antes de 2023 uno de los tres proyectos más ambiciosos en España para producir energía solar, espera después de 8 meses recibir la declaración de impacto ambiental para comenzar a construir cuatro parques fotovoltaicos y sus infraestructuras de evacuación.

Según fuentes de la compañía, llevan más de medio año «sin noticias» sobre la tramitación del expediente y «desconocen cuando empezarán» exactamente las obras de la instalación, con la que llegarán a generar hasta 595 MW de electricidad con 1.453.598 paneles repartidos por varios pueblos de la comarca por un volumen de inversión que rondará los 341 millones de euros.

Localidades del territorio como Llano de Bureba, La Vid,  Berzosa o Hermosilla firmaron un contrato de arrendamiento de los terrenos que Solaria necesita para ubicar los parques por 26 años, conformando una superficie total de unas 250 hectáreas repartidas en 43 parcelas de suelo rústico, de las que unas 190 son municipales y el resto de particulares. No obstante, los Ayuntamientos de dichos pueblos no tienen constancia de cuándo se iniciarán las actuaciones para que el gran parque fotovoltaico funciones. «Nos hemos reunido con algún técnico recientemente pero no nos han avanzado apenas información, así que tendremos que esperar», declara Francisco Hermosilla, regidor de La Vid.

En un primer momento, la compañía solicitó a Red Eléctrica de España la conexión de 13 proyectos de no más de 50 MW cada uno pero con la intención de facilitar su tramitación. Pero finalmente quedarán agrupados en cuatro parques, que a su vez estarán formados por otras tres o cuatro plantas que compartirán subestación para evacuar la energía generada. Cada una de las áreas la evacuará mediante una red subterránea de media tensión de 30 kV hasta una subestación transformadora.

Sobre las características del proyecto del mayor huerto solar de la provincia de Burgos fuentes de Solaria aseguran que «el proyecto se encuentra en tramitación» y no pueden «dar más información que la potencia que tendrá o el número de placas que se instalarán en cada pueblo». Si bien, las localidades elegidas ya conocen la ubicación de las placas. En Llano se colocarán en un terreno orientado al sur coincidiendo con el punto donde más incide el sol. En concreto se trata de unas «fincas con un valor agrario mínimo que dan poco rendimiento porque las cosechas que se obtienen dan más gastos que beneficios según nos comentan los labradores que las trabajan antaño», explicó el concejal David Martínez.

Respecto a la cuantía económica que recibirá cada ayuntamiento por el alquiler de los terrenos, Llano de Bureba será el mayor beneficiado al arrendar 100 hectáreas por las que el municipio y otros propietarios recibirán 121.096 euros anuales. Berzosa de Bureba percibirá 74.951 euros por las 62 hectáreas traspasadas, Hermosilla se embolsará 61.489 euros por 51 y La Vid 44.696 al arrendar 37 hectáreas. Solaria ingresó a los propietarios hace meses el importe correspondiente de la garantía definitiva que, en el caso de Llano ascendió a 6.054 euros; en Berzosa recibieron 3.747, en Hermosilla 3.074 y en La Vid 2.234.