scorecardresearch

El coste de la luz fuerza el fin de seis contratos con Aguas

J.M.
-

Comunican a la sociedad municipal que con los actuales precios de la energía no pueden seguir trabajando y renuncian a las prórrogas. Obligan a sacar nuevos concursos

La empresa que suministraba energía a Aguas quebró el pasado mes de diciembre. - Foto: Christian Castrillo

Ya antes de la invasión rusa en Ucrania, el encarecimiento del precio de la energía había generado importantes preocupaciones en la Sociedad Aguas de Burgos. No solo ya porque en abril del año pasado se supo que Aqualia había reclamado dos millones de euros porque se le había disparado el gasto en la gestión de la depuradora (había también otros motivos más complejos que el coste de la energía) sino también porque en diciembre, de un día para otro, la empresa municipal tuvo que adoptar medidas de emergencia para evitar un apagón en su sede central de la plaza España. La eléctrica Aura Energía quebraba y no garantizaba el suministro. No solo no han mejorado las cosas en este tiempo, sino que la situación se complica cada semana que pasa. Hasta el punto de que son 6 empresas las que en los últimos tiempos han comunicado que «renuncian» al derecho que tenían a prorrogar sus contratos.

El presidente del consejo de administración de Aguas, Miguel Balbás, detalla que ya les han informado de la renuncia de las prórrogas en el contrato de suministro de energía (Iberdrola) y en otros cinco de suministros de productos que se han encarecido con los nuevos precios de la energía. Para ser exactos, el de hidróxido de calcio e hipoclorito, el de tuberías y accesorios, el de marcos, tapas, baldosas y bordillos, el de valvulería y el de árido calizo y hormigón.
Balbás explica que a cada una de estas empresas «les hemos enviamos una carta» para que se prorrogue el contrato y «todos nos están diciendo que no». «Algunos finalizan ahora, otro dentro de un  mes, otro en mayo, uno más en junio...».

La próxima semana, de hecho, está previsto que el consejo apruebe el nuevo pliego del suministro de energía. Tanto en este caso como en las futuras licitaciones, Aguas asume que los contratos se adjudicarán «con precios más elevados» ya que con los que ha habido hasta la fecha no concurrirán licitadores.

El también concejal de Cs en el Ayuntamiento no puede precisar aún de qué manera repercutirá a las arcas de la sociedad municipal la licitación de los nuevos contratos.

También se antoja importante en este momento acertar con los pliegos ya que, ante un escenario tan adverso como el actual y de tanta incertidumbre, conviene valorar, entre otros aspectos, si procede más firmar contratos cortos o largos, si dejar abierta la posibilidad de que se revisen los precios...

De lo que no cabe duda es de que las empresas no están para financiar a la administración y la factura la terminará pagando la sociedad municipal. Lo que nadie puede predecir ahora es cuánto durará esta situación.