scorecardresearch

Proponen un desvío para preservar el arco de Castrojeriz

I.P.
-

La empresa que ha ejecutado los trabajos de consolidación de las ruinas del convento de San Antón tras caer una piedra sobre el autobús escolar plantea otras cuatro intervenciones para proteger este patrimonio cultural burgalés

En diciembre se realizaron los trabajos de consolidación tras desprenderse algunas piedras y caer sobre la carretera que va de Castrojeriz a Hontanas. - Foto: Jesús J. Matías

Cuatro son las intervenciones que recomienda la empresa Rafael Vega, a quien se adjudicó el pasado mes de diciembre el arreglo urgente del arco de entrada de las ruinas del convento de San Antón, tras desprenderse varias piedras, impactando una de ellas en el techo del autobús escolar que en esos momentos pasaba debajo de la puerta, por donde transcurre la carretera que va de Hontanas a Castrojeriz, titularidad de la Diputación. Precisamente, el desvío de la vía es una de las recomendaciones que propone en el informe final de esa consolidación de emergencia, sufragada por el Ayuntamiento de Castrojeriz.

Según la empresa, tal y como está trazado el paso de la carretera por el convento, afecta en mayor o menor medida en su estado de conservación. Así, deja claro que las patologías actuales en el monumento indican que, predeciblemente, habrá más desplomes de restos pétreos en un futuro si no se ejecutan intervenciones de consolidación. Ante ese inquietante panorama, el arquitecto de la empresa recomienda la desviación de la carretera actual «para contribuir a la conservación y puesta en valor del monumento».

Al presidente de la Fundación San Antón, Ovidio Campo, no le sorprende esta conclusión, ya que la entidad así lo ha sugerido ya en más ocasiones, añadiendo, además, que no es complicado porque se puede perfectamente desviar la carretera hacia el lado derecho, a lo que no pondrían problemas los propietarios, incluso si fuera necesario hacer alguna expropiación. Campo está pendiente de una entrevista con el vicepresidente primero de la Diputación para poner sobre la mesa esa recomendación y estudiar su viabilidad. Por otra parte, Campo ya solicitó a la institución provincial, inmediatamente después del desplome de noviembre, la instalación de reductores de velocidad como primera medida urgente, ya que esa carretera soporta un gran tráfico de turismos y tractores, además del autobús escolar, lo que supone un peligro.

La sustitución de la cubierta en portada, un estudio geológico y consolidación de arcos y reposición o reintegración volumétrica de impostas y cornisas son las otras intervenciones que deben llevarse a cabo en el convento según la constructora. En cuanto a la sustitución de la cubierta en portada, el informe explica que tal y como está actualmente provoca el estancamiento de las aguas y un vertido indirecto con efectos dañinos sobre la cornisa de la portada. De ahí que crea necesario levantarla, con limpieza de los restos y morteros disgregados y la ejecución de una nueva de teja curva árabe con una mayor inclinación y con mayor vuelo. Además, recomienda colocar un babero de plomo o cobre en el encuentro de la cubierta con el muro para evitar filtraciones y la afección a los muros de sillería. 

Otra preocupación detectada es la degradación de los arcos, que puede provocar fracturas y desplome de las piedras sobre la calzada; de ahí que pide que se realice un estudio geológico para determinar con exactitud su estado de deterioro y diagnóstico detallado con recomendaciones de intervención.

Finalmente, Vega recomienda la reintegración volumétrica mediante morteros de restauración de las piezas que no ofrezcan garantías.