«Nadie pedirá a Igea que deje la Junta si gana Arrimadas»

Ó. galvez - S. gonzález
-

El salmantino Luis Fuentes es portavoz autonómico de Ciudadanos y uno de los dirigentes más fieles de Inés Arrimadas en su carrera para presidir el partido. Preside las Cortes desde hace nueve meses

«Nadie pedirá a Igea que deje la Junta si gana Arrimadas» - Foto: mir_ical

A punto de culminar la renovación de Cs no ha habido autocrítica suficiente tras los resultados del 10-N.
Hemos hecho autocrítica, pero hay que mirar hacia delante. Con el mismo equipo y el mismo programa conseguimos 57 diputados en abril y 10 en noviembre. Evidentemente lo hemos analizado, pero internamente. Creo que la mayor autocrítica es que el presidente y fundador de Ciudadanos asumió esos malos resultados y dimitió, cosa que no ha ocurrido en ningún otro partido que yo sepa.
La dimisión es consecuencia de los malos resultados, pero no han verbalizado ese análisis interno. Diga tres causas por las que perdieron tantos votantes en noviembre.
Los debates deben hacerse en las agrupaciones, comités provinciales, autonómicos y en el comité ejecutivo. Ahí es donde realmente hablamos de las causas y de las soluciones que queremos para el nuevo partido. Creo que esos son los cauces:el debate sosegado, interno y discreto en los órganos del partido.
Pero el hecho de que Arrimadas tenga muchas posibilidades de ser la líder de Cs habiendo sido la número dos de Rivera visualiza poco cambio.
Los periodistas son los que colocan esos números. En Cs tenemos un presidente y luego un comité ejecutivo, portavoces, secretarios ejecutivos… pero no se escenifica un numero 1 o 2. Se abrió el proceso de renovación y cualquier afiliado con seis meses de antigüedad y al corriente de pago se pudo presentar para presidir el partido, ya que no se exigen avales. Evidentemente, Arrimadas es una persona que se ha significado mucho dentro del partido, pero otros podían haberlo hecho.
¿Es capaz de decir dos diferencias de estrategia entre Arrimadas y Rivera?
Nuestra estrategia no es la de Arrimadas, Rivera o Igea, sino que son los afiliados los que plantean esas estrategias. No somos un partido presidencialista, los que mandan son los afiliados, que deciden absolutamente todo. El presidente que salga de este congreso no ha propuesto los estatutos o la estrategia, sino que lo será con los que decidan los afiliados. Eso es lo que vamos a debatir los compromisarios en la Asamblea.
No obstante, la candidata Arrimadas condicionó ser la presidenta a que se impusiera su modelo.
Hay varios modelos propuestos. Inés se decantó por uno de ellos para que saliera adelante, pero otras personas defienden otros distintos. Si ganan el congreso, Inés lo aceptará, pero no será la presidenta.
También es cierto que una vez conocidos los compromisarios de la Asamblea es poco probable que apoyen un modelo distinto del que ya explícitamente han promovido, porque recordemos que para ser elegir compromisario muchos ya se han decantado por alguno de los modelos de estatuto y de estrategia.
¿La Comisión Gestora ha jugado en este tiempo un papel imparcial o se ha mojado demasiado?
Ese es el error que tienen cuando se intoxica por parte de alguien. El modelo no lo ha propuesto la Gestora, sino que parte de las comisiones del Estatuto y de Estrategia, dependientes del Consejo General, máximo órgano entre congresos. Que quede claro que no son los estatutos de la Gestora, sino del Consejo General.
No hemos nombrado todavía a Francisco Igea y la pregunta es obligada. ¿Qué futuro le espera en Ciudadanos si gana Arrimadas?
El mismo que a cualquier otro afiliado. Tras las decisiones de la Asamblea sobre el comité ejecutivo nacional, los estatutos y la estrategia, Igea tendrá que aceptar lo que quiera la mayoría de los afiliados. Estamos en democracia y cuando la mayoría decide, el resto tiene dos opciones: o aceptan esa propuesta o no la aceptan y bueno…. tendrán que tomar ellos la decisión.
¿Abandonar la formación?
No queda otra… a nadie se nos pone una pistola en el pecho para pertenecer a una agrupación política con unos estatutos, unos idearios, una estrategia y un comité de dirección. A nadie se nos obliga a seguir donde no estemos cómodos. Eso habrá que preguntárselo a él.  
Se da la circunstancia de que el adversario de Arrimadas es vicepresidente de la Junta. ¿Puede condicionar el Gobierno autonómico la derrota de Igea? ¿Sería incómoda para la dirección nacional del partido tener en ese cargo a alguien que no comparte modelo ni estrategia?
El acuerdo de gobernabilidad se firmó entre PP y Ciudadanos. No se habló de personas ni de cargos, sino de políticas para los ciudadanos. Eso es lo que tenemos que llevar a la práctica en el Gobierno de Castilla y León. Por lo tanto, no tendría que haber ningún tipo de problema para llevar a cabo esas políticas.
¿Le pedirán o sugerirán que renuncie a la Vicepresidencia si gana Arrimadas?
Para nada. Le aseguro que no ocurrirá eso. Necesitamos a todos aquellos que aportan al proyecto progresista, moderado y liberal que es Cs.
¿No teme que este debate interno les aleje más de los votantes y les pase factura en las próximas elecciones autonómicas o generales?
En todo periodo precongresual ha habido debate, aunque es cierto que en las redes sociales en algunas ocasiones se ha traspasado la línea del debate serio y sosegado habiendo llegado a las descalificaciones. Y a eso no deberíamos llegar ninguno.
¿Cómo son sus relaciones con Igea en el día a día de esta Comunidad?
Paco y yo llevamos trabajando muchísimos años juntos. Hemos participado en órganos de decisión, tanto autonómicos como nacionales, y seguimos compartiendo muchos trabajo y espacios comunes. Todas las semanas hay reunión del grupo parlamentario y debatimos y tomamos decisiones, por lo que tenemos una magnífica relación como compañeros. Pero yo siempre he dicho que en los partidos hay gente con la que somos amigos, aparte de compañeros, y hay otros que no. Lo que tenemos que tener claro es que no venimos a la política a hacer amigos. 
¿No debería haber sido usted más imparcial como cargo orgánico del partido en estas primarias?
Por encima de todo yo soy un afiliado y tengo el derecho de opinar sobre la opción que considero más apropiada para el futuro de mi partido y a nadie se le escapa que yo, desde el minuto 0, creo que Inés Arrimadas es la persona más preparada, más cualificada y que hará que volvamos a la senda de la moderación, el centrismo y ese partido liberal que todos los ciudadanos confían que seamos en un futuro no muy lejano. 
En eso coincide con Francisco Igea que también veía a Inés Arrimadas como la líder del partido. Discrepaba en el modelo.
Yo creo que nadie puede dudar de que Inés es la líder más capacitada no sólo en nuestro partido. Yo hablo con otros líderes y estarían encantados de tener a Arrimadas en sus equipos. Yo estoy convencido de que a Inés le tiene reservada la historia de este país un puesto muy importante en el Gobierno. 
Pactar con PP en País Vasco, Navarra y posiblemente en Cataluña, ¿no es un camino que les lleva a su integración a medio plazo en el PP?
Para nada, y además lo dejamos perfectísimamente claro, como ha quedado demostrado en Galicia donde el PP quería la absorción y hemos dicho que no. Hay lugares de España en los que tenemos problemas muy serios de ruptura y ahí los constitucionalistas tendríamos que unir nuestras fuerzas para frenar esos modelos independentistas y populistas que se nos están planteando.
¿Cree que Rivera se equivocó con el veto a Sánchez? Podría haber evitado la inclusión de populistas en el Gobierno o el apoyo de separatistas.
Hay un refrán castellano que dice: agua pasada no mueve molino. Nosotros cumplimos lo que dijimos a los ciudadanos, que Sánchez no era la persona adecuada para gobernar este país. Les aseguramos que nosotros no apoyaríamos un gobierno de Sánchez y eso es lo que cumplimos.
Perdone que insista... pero si no verbalizan sus errores los ciudadanos seguirán sin saber si ustedes son conscientes de que los han cometido.
Claro que somos conscientes, pero permítame dejarlo en los foros internos. Nosotros planteamos un bloque constitucionalista a Sánchez, después de abril, porque España necesita reformas de calado, pero no estaba dispuesto a gobernar con Cs. Sánchez dijo que su socio prioritario era Podemos.
Usted explica las culpas de los demás, pero dígame una sola razón para pasar de 57 a 10 diputados.
No hubo una sola razón, sino muchas. La situación era distinta y los ciudadanos decidieron que había otras opciones con más posibilidad de llegar a un acuerdo. El grave problema no fue el trasvase de votos, sino la gente que se quedó en casa. 
Y hablando de Castilla y León, ¿qué motivos les llevaron a pactar con el PP cuando el PSOE fue el partido más votado y en campaña insistieron en la necesidad de un cambio?
En campaña dijimos que había que cambiar las políticas. Para ello planteamos nuestras propuestas de gobernabilidad al PP y las aceptó prácticamente sin oposición.
Evidentemente, si en el futuro hubiera aquí un PSOE que no siguiera a Sánchez en su deriva de apoyo a nacionalismos, independentismos, partidos que apoyan a ETA o que quieren dividir España, les plantearíamos nuestras propuestas. Y si las aceptan, ¿por qué no podríamos pactar con ellos?
¿Y no veía posible tras los últimos comicios un acuerdo con Tudanca para un programa autonómico?
Cuando se planteó la situación de un acuerdo constitucional u otro con independentistas y populistas, en ningún momento escuchamos a Tudanca mostrando su desacuerdo con Sánchez. El PSOE dijo siempre que su socio prioritario era Podemos en España. Y eso no nos parecía lo más acertado para Castilla y León.