scorecardresearch

El vino mira fuera de España

P. Velasco
-

Los presidentes recientemente elegidos de los principales consejos reguladores de la Comunidad fijan entre sus prioridades el posicionamiento internacional de sus caldos y el refuerzo de sus marcas

Una visitante pasea por los viñedos de una bodega de la Ribera del Duero. - Foto: Miguel Ángel Valdivieso

Las denominaciones de origen con más ventas de la Comunidad cuentan con nuevos equipos al frente de las mismas tras las elecciones celebradas hace unos meses con el objetivo puesto en consolidar su posición internacional y abrir nuevos mercados, así como reforzar sus marcas. Los presidentes de Ribera del Duero, Rueda, Bierzo, Toro, Cigales y Arribes –algunos de ellos nuevos en el cargo– se enfrentan a grandes retos como las limitaciones impuestas al crecimiento de las zonas vitivinícolas o las consecuencias que la invasión de Ucrania puede generar a las bodegas.

Enrique Pascual conoce perfectamente los entresijos de la Ribera del Duero, ya que lleva ocho años al frente del Consejo, y reconoce su afianzamiento a nivel nacional y su presencia en más de cien países. «Nuestro objetivo ahora es evolucionar de manera sostenible, proteger nuestro patrimonio, seguir siendo únicos y no perder nunca nuestra identidad. Seguir posicionándonos en España y llegar a más rincones del mundo», incide.

También quiere facilitar el trabajo de los asociados, bodegas y viticultores, «algo que se está logrando de la mano de la aplicación pionera Web Bacchus». «Continuaremos difundiendo el Espíritu Ribera, llevándolo a todos los rincones del mundo, y mantendremos esa vinculación con el mundo de la cultura, el cine, la música y esas acciones que nos han convertido en fieles amigos de los nuevos consumidores», añade.

En Rueda, Carlos Yllera se estrena como presidente con el objetivo principal de «mantener la calidad de las ventas» y seguir con un crecimiento limitado y ordenado de las plantaciones, así como apostar por la parte internacional de las ventas.

También Felipe Nalda sigue al frente de Toro con una línea continuista y con algunos cambios en el funcionamiento técnico de la denominación como el panel de cata.La promoción internacional también se va a dirigir a mercados ya consolidados con «bastante hincapié» en Estados Unidos y Reino Unido.

Pablo Sáez, nuevo también en el cargo en Cigales, asegura que los principales retos son «potenciar la marca y el producto, mejorar la percepción de los vinos de Cigales, incentivar la calidad y las ventas, potenciar el enoturismo, la digitalización y la innovación». «Todo ello se debe basar en la colaboración estrecha entre todos los miembros de la cadena de valor para que todos salgan beneficiados», comenta. 

Más en concreto, sus objetivos pasan por elaborar un plan estratégico para los próximos cinco años en el que se deben definir los principales ejes de actuación para conseguir un mayor conocimiento de marca y potenciar las ventas.

El danés Thyge Jensen, que se pone al frente de la DO Arribes tiene claro que su prioridad es el reconocimiento y posicionamiento de los vinos de esta zona vitivinícola fuera de España, donde quiere mostrar «el perfil diferente» de sus vinos. 

Mercados internacionales

Todas las denominaciones de origen miran fuera de España para consolidar sus marcas en los próximos años. Respecto a las repercusiones que la invasión de Ucrania puede tener en la Comunidad, Pascual asegura que «cualquier mercado internacional es importante para Ribera del Duero. En Ucrania las cifras son más modestas, pero es un mercado que estaba evolucionando al alza. No así en Rusia, más estancado, pero cuyas circunstancias influyen en los territorios limítrofes», explica.

Desde Rueda se ha paralizado cualquier actividad promocional en Rusia, uno de los mercados donde la venta de sus vinos estaba creciendo, y temen las repercusiones económicas de la invasión.

Toro exportaba 250.000 litros de vino a Rusia, «un mercado importante para nosotros», puntualiza Felipe Nalda, que agrega que también Ucrania estaba destacando en ventas en los últimos años.

Cigales también quiere potenciar tanto el mercado nacional como el internacional, enfocándolo en Europa y, concretamente en países como Bélgica, Suiza, Alemania y Reino Unido. Respecto a las repercusiones de la guerra, Sáez cree que las exportaciones de los vinos de su denominación «no será muy importante, ya que hablamos de mercados en los que no tenemos una gran presencia».

Cambios en cinco zonas vinícolas

Los consejos reguladores de las denominaciones de origen con más número de socios, bodegas y viticultores de la Comunidad han celebrado elecciones en los últimos meses configurando nuevos equipos para los próximos años. Los cambios más destacados se han producido en Rueda donde su nuevo presidente es Carlos Yllera; Cigales, con la entrada en la presidencia de Pablo Sáez; Bierzo, donde ahora encabeza el consejo Adelino Pérez; Arribes con la llegada de Thyge Jensen, y Arlanza con Miguel Ángel Rojo. En otras como Ribera del Duero, Toro o León han apostado por la continuidad.