scorecardresearch
Juan Ángel Gozalo

Plaza Mayor

Juan Ángel Gozalo


Maldito zar loco

18/03/2022

Cientos de analistas, expertos, militares, periodistas y gurús de la geopolítica europea y mundial están haciendo cada día sesudas y certeras disgresiones, reveladoras semblanzas y precisos análisis en los medios de comunicación sobre las oscuras motivaciones y cavilaciones de Vladimir Putin y su decisión final de invadir y llevar una brutal guerra al corazón de Ucrania. 

Todas son coincidentes en que el voraz expansionismo imperialista que este belicoso y desalmado sátrapa ruso y su siniestra camarilla es la razón primera y última de una operación especial que más bien tiene tintes de solución final. Anexionó la península Crimea y burló a Occidente enviando a sus mercenarios para unirse a los rebeldes y reconociendo las repúblicas separatistas ucranianas del Donbás sin que la comunidad internacional moviera apenas un dedo. Tampoco le tembló la mano en otras guerras vecinales, con tintes genocidas, en Georgia o Chechenia, aplicando en riguroso estreno su sanguinaria y brutal doctrina de 'conmoción y pavor', la misma que exportó a Siria.

Parece que Putin, como los Romanov en su época, se cree también el ungido por Dios para reinstaurar en pleno siglo XXI el viejo imperio y reconstruir la Gran Rusia. Es la misma geografía sentimental, girada de mano, que mantuvieron Lenin y Stalin, otros dos tiranos rusos. Bajo el peso de esa sangrienta hoz y martillo que ondeaban en la roja enseña soviética perecieron millones de personas en la propia URSS y tras el oscuro telón de acero. 

Al tiempo, si no se le frena acabará invadiendo además de Ucrania cualquier república exsoviética que se le desmande o tosa a Moscú. Crucemos los dedos y esperemos que la cordura y la sensatez, si una vez las tuvo, regresen al inquilino del Kremlin, pero mucho me temo que será complicado si alguien no le descabalga de esa loca megalomanía que ha sembrado el caos, la destrucción y la muerte en Ucrania. Maldito zar loco...