scorecardresearch

Arde un sofá y el fuego llega al piso de una familia dormida

ARSENIO BESGA
-

El incendio hizo estallar la luna de un local y se elevó a través del toldo. «Nos despertó la Policía y la cortina había ardido», recuerda la vecina del primer piso

La luna del local estalló por el calor que desprendía el incendio. - Foto: A.B.

La Policía Local alertó a los vecinos del número 63 de la calle República Argentina en plena madrugada. Unos vándalos habían prendido fuego a un sofá abandonado justo debajo de sus casas. Las llamas se extendieron por el toldo del establecimiento junto al que estaba el mueble y terminaron por dañar la fachada del edificio. Además, el incendio hizo estallar la luna de ese local y se introdujo parcialmente en uno de los domicilios. «Nos despertó la policía y la mitad de la cortina de la cocina había ardido», recuerda aún compungida la vecina del primer piso.

«Estábamos dormidos, no habíamos oído nada», narra la mujer que reside con su familia en la vivienda más cercana al incendio. «Cuando nos avisó la policía mi marido salió y estaba la cocina llena de humo», cuenta. «Han pasado muchas horas y todavía huele», añade. Según esta vecina, si no hubieran sido alertados «podían haberse ahogado». En la casa se encontraban tanto el matrimonio, como sus dos pequeños hijos. «Después de eso, no dormí en toda la noche», lamenta la mujer.

Desde los Bomberos apuntan a que el incendio no tuvo un origen fortuito. «No puede asegurarse nada, pero tiene toda la pinta de que alguien lo encendió (...)».

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles o aquí)