scorecardresearch

«Con realismo, Burgos necesita la PAC y la PAC es Europa»

P.C.P.-I.P.
-

César Rico, presidente de la Diputación, dice que, pese al terremoto que provocó la ruptura del PP con Cs en Castilla y León, no siente «presión» y se muestra convencido de llegar a 2023 con el 'pacto del Espolón' vivo y sus 66 medidas cumplidas

César Rico, presidente de la Diputación de Burgos. - Foto: Luis López Araico

Asegura que en ocasiones se sube al coche de algún diputado, sin traje ni corbata, se da una vuelta por los pueblos y vuelve muy satisfecho de lo que ve, fruto en parte de las inversiones que se activan a través de los Planes Provinciales y otras líneas de ayuda que tiene la Diputación. Desmiente así esa «leyenda urbana» de que sus antecesores visitaban más la provincia -«pregunte a mi conductor»- y espera poder cerrar antes de que acabe su mandato los proyectos del ciclo del agua (abastecimiento, saneamiento depuración), o al menos encauzarlos, fondos europeos mediante.

La actualidad manda. ¿Cómo fue el lunes en el Palacio Provincial? ¿Percibió tensión, incertidumbre, algo?

No. La verdad es que el anuncio nos sorprendió a todos. Pero en la Diputación trabajamos con normalidad, yo tuve la oportunidad de intercambiar criterios con el vicepresidente, Lorenzo Rodríguez, y en principio seguiremos trabajando por la provincia. Yo creo que estamos en un momento en la Diputación en que el clima de confianza es muy grande y eso nos permite seguir afrontando las cosas, no como que no hubiera pasado nada, pero con esa normalidad que nos da tener aprobado el Presupuesto inicialmente, y seguir trabajando por los vecinos de esta provincia.

¿Qué cree que va a pasar en la Diputación de Burgos el 14 de febrero, día de los enamorados?

El día después… Pues esperemos que Alfonso Fernández Mañueco tenga la mayoría suficiente para gobernar, estar otros 4 años al frente de Castilla y León. El balance que presentará es un buen balance, tras dos años muy complicados, y hay que esperar la confianza de los castellanoleoneses.

¿Y no se va a minar esa confianza con el movimiento del lunes? Teniendo en cuenta además que el PSOE fue el partido más votado.

Pues ahí es donde hay que dar el vuelco. Que seamos capaces de ganar las elecciones y ganarlas con una solvencia que permita que Alfonso Fernández Mañueco siga siendo el presidente de todos los castellanoleoneses.

Sus declaraciones tras el anuncio electoral tienen siempre un condicional. 'Mañana dios dirá', 'lo que digan los partidos'… ¿A quién se refiere, a PP o a Ciudadanos?

No al Partido Popular, nosotros lo tenemos muy claro en estos momentos. Yo espero que se sepa discernir entre lo que es la política autonómica, lo que pasa en Valladolid, y lo que pasa entre Ciudadanos y Partido Popular en la Diputación Provincial, que como he dicho antes, las relaciones son muy buenas, la confianza mutua es muy buena, y estamos trabajando bien. Espero que eso no se empañe por políticas nacionales.

Lo mismo pasa en la política local, o eso comentan los alcaldes de los municipios donde gobierna el PP con apoyo de Ciudadanos. O sea, que no temen presiones.

No tengo ninguna presión, ningún agobio. Nuestro objetivo es seguir trabajando por la provincia y en el año 23 veremos la confianza de los ciudadanos.

(La amplia entrevista completa y el suplemento especial sobre la provincia de 24 páginas, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)