Las DO prevén «buena calidad» de uva y vendimia adelantada

SPC
-

En una campaña visiblemente tempranera, Bierzo y Rueda serán las primeras zonas en iniciar la recogida de la uva a partir de la tercera semana de agosto

Imagen de archivo de los primeros días de vendimia en la zona del Bierzo. - Foto: César Sánchez (Ical)

Buena calidad, pero con la incertidumbre que marca la evolución de la covid-19. Así afrontan algunas de las principales denominaciones de origen de Castilla y León la vendimia, que arrancará a partir de la tercera semana de agosto, con el inicio en Bierzo y Rueda. Será una cosecha atípica, no sólo por la irrupción de la pandemia, sino por las actuaciones y medidas a las que muchos viticultores se han acogido, como ayudas para la recogida en verde y almacenamiento, con el fin de evitar la saturación del mercado, pero también por la meteorología, que dejó una primavera lluviosa y mucho calor en julio.
El director general del Consejo Regulador de la DO Rueda, Santiago Mora, insiste en lo «atípico» del año por la climatología, con «muchísima lluvia en invierno, que ha generado muchas reservas hídricas, y algunas tormentas en verano, a las que siguió una ola de calor estos últimos días». No obstante, «el estado sanitario es bueno, ya que se ha trabajado en el campo para controlar el oídio y el mildiu», deslizó.
En cuanto a las ventas, admite el daño que hizo en Rueda el cierre del canal Horeca, al que el corazón del verdejo vende el 65 por ciento de su producción. Por ello, los vinos de calidad «han sufrido mucho». A pesar de las ayudas del Gobierno, explica que «la casuística es diferente en cada zona. Los tintos pueden almacenarse porque la uva no pierde y está mejor concebida para vender con el paso del tiempo. Pero la vendimia en verde sí se adecua a Rueda porque mayoritariamente son jóvenes y el 95 por ciento de blancos son jóvenes», comentó. Por ello, «no hay sitio en las bodegas para meter la nueva cosecha porque no ha salido la anterior».
Mora considera «imposible» realizar estimaciones en estos momentos, pero destaca al menos que la maduración «va algo adelantada» y eso generará que la vendimia empiece entre el 20 y el 25 de agosto, con las variedades más tempranas: la Chardonnay (20,7 hectáreas) y la Sauvignon (1.410).
Incertidumbre.

En los mismos términos se mostró el presidente del Consejo Regulador de Ribera del Duero, Enrique Pascual, quien vaticina una cosecha de «buena calidad» gracias a una primavera lluviosa, pero que les mantuvo «pendientes de las enfermedades, que se han controlado bien».
Hasta el momento han sido bastantes los viticultores que han solicitado la medida de almacenamiento, mientras que 300 hectáreas de han acogido a la vendimia en verde.
Por último, Pascual aseguró a la agencia Ical que «se va notando poco a poco la apertura de las ventas» en el canal Horeca, pero eso no evita que la «incertidumbre sea una realidad».
Envero avanzado.

Con respecto a la calidad de la uva en la DO Bierzo en este momento es óptima«», explica la presidenta del Consejo Regulador, Misericordia Bello, quien admite que al principio de verano se registró algo de mildiu, «pero está controlado». «Ahora no nos vendría mal una borrasca de las que entra por Galicia, pero sana, que nos hidrataría la uva», comentó Bello.
Las variedades foráneas más tempranas empezarán a vendimiarse el 18 o 20 de agosto y la Mencía y Godello similar, frente a la primera semana de septiembre de otras campañas.
Finalmente, Bello reconoce que, tras el parón por la covid, en junio y julio casi se han recuperado las ventas a cifras previas al desplome del canal Horeca.