scorecardresearch
Diego Izco

TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Clásico olvidado

12/04/2022

La única manera que tiene (tenía) el Real Madrid de perder LaLiga es (era) pensar demasiado en el 0-4 del último clásico. Creerse de verdad que eran ese desastre de equipo vapuleado por el Barça y no el conjunto que había dominado con sobriedad una temporada de pe a pa, sacando hasta 10 puntos de ventaja máxima al segundo, dominando los partidos de puerta (Courtois) a delantera (Benzema) e incluso añadiendo el factor Vinícius a una operación que nadie esperaba. A veces, ser entrenador de fútbol pasa más por curar heridas que otra cosa, e incluso para eso Ancelotti tiene cierta estrella: justo después del 0-4 hubo 'fecha FIFA', un parón que evitó un partido aún con la brecha sangrando; justo después del parón, un encuentro en Vigo con tres penaltis a favor; y justo después de Balaídos, la visita a un campeón de Europa en horas más que bajas, destrozado anímicamente en un mar de dudas sobre su futuro tras la sanción a Roman Abramovich: un bloque sin alma, ideal para venirse abajo según sucedió.  
De no haber tenido parón, de no haber salido sonriendo de la polémica de Vigo o de haberse encontrado a un Chelsea en plenitud, quizás hoy estaríamos hablando de la antesala del desastre. Sin embargo, la moneda salió cara: el Real Madrid ha olvidado el clásico, apunta a semifinales de la Liga de Campeones y, lejos de echarse a temblar, cada fin de semana va poniéndole una letra más a la placa del trofeo doméstico. Y claro que han tomado nota en Chamartín sobre la recuperación del Barça y sobre la más que posible voltereta en el equilibrio de poder que ambos tienen, pero confían en que todo vuelva a su cauce este verano: con el mercado de fichajes y después de haber levantado al menos un trofeo.