scorecardresearch

Si las piedras hablaran

M.J.F. / Briviesca
-

El rico patrimonio románico que atesora la comarca burebana tiene 29 exponentes que merecen ser visitados • Las rutas otoñales por los pueblos son la gran oportunidad para acercarse a ellos

La iglesia de Soto de Bureba, restaurada hace unos años, contiene una interesante iconografía. - Foto: Valdivielso

Con la llegada del otoño, dedicar el tiempo de ocio a hacer marchas por los pueblos de la comarca es una excelente alternativa para redescubrir el rico patrimonio románico burebano, en el que destacan 29 hitos. En la Ruta Sur se pueden visitar los templos de Monasterio de Rodilla, Valdazo, Ahedo, Galbarros, Salinillas y Revillalcón, mientras que en la Ruta Norte los ejemplares más notables se hallan en  Briviesca, Aguilar, Los Barrios, Hermosilla, Pino, Terminón, Ojeda, Madrid de Caderechas, Río Quintanilla y Oña. Por su parte, la Ruta Oeste transita por Poza de la Sal, Castil de Lences, Lences, Abajas, Bárcena, Arconada, Piérnigas, Rojas, Valdearnedo y  Carcedo. Por último, la Ruta Noroeste lleva hasta las iglesias de Navas, Soto y Frías.

Esta división la realiza el profesor Emilio Jesús Rodríguez, un gran conocedor del tema que tiene publicada la primera monografía sobre el Románico en La Bureba, en la que ofrece una visión geográfico-histórica de la comarca para situar al lector en el ambiente en que vivieron los maestros constructores de sus iglesias. En el libro incluye datos arquitectónicos, escultóricos e iconográficos junto a un catálogo de 26 monografías de iglesias. Según este experto, el románico burebano se atiene a moldes populares aunque ello no quiere decir que carezca de influencias de tipo internacional como consecuencia del Camino de Santiago.

En Monasterio de Rodilla, por ejemplo, existe un arco que procede de Poitiers, y en Pino de Bureba los arquillos existentes son de tipo lombardo. Según este autor, todas las iglesias incluidas en los cuatro itinerarios tienen gran interés y su visita por parte del turista cultural merece la pena pero si se busca «un edificio muy bien construido» hay que acercarse hasta la ermita de Piérnigas, y quien busque iconografía o escultura debe elegir Soto de Bureba, Abajas o el interior de Aguilar de Bureba. Este rico catálogo está muy bien recogido en el primer dvd editado sobre el Románico en La Bureba. El documental es una iniciativa de la Asociación Cultural Sanfagún de Los Barrios de Bureba.

El vídeo se abre con un apartado sobre las características paisajísticas e históricas de la comarca a golpe de atractivas imágenes aéreas. El narrador recuerda que Azorín calificó a esta zona como «el corazón de las tierras de Burgos» y afirma que «la histórica comarca de La Bureba es rica en paisajes, tradiciones, gastronomía y arte», añadiendo que «entre el rico patrimonio monumental que ofrece hay que destacar un elevado número de iglesias románicas de singular importancia que parecen brotar como algo congénito al paisaje».

A continuación, se describen cuatro rutas diferentes (sur, oeste, norte y noreste) que dirigen los pasos del turista a un total de 29 localidades con iglesias románicas. A través de imágenes aéreas y de detalle, el espectador descubre el valor artístico de cada una de ellas recibiendo información sobre su estructura arquitectónica (nave, cúpula, ábside, portada) y sobre sus elementos escultóricos. Como nota curiosa, en el documental se afirma que en La Bureba se ha localizado casi la mitad de los crucifijos románicos hallados en la provincia.

El antes y el después

Uno de los templos señalados, el de Aguilar de Bureba, muy pronto será restaurado por la Junta de Castilla y León. Así que los visitantes podrán conocer el antes y el después. El monumento lleva años ‘pidiendo auxilio’. En el exterior, el deterioro es muy visible, tanto en los muros traseros del edificio como en buena parte del tejado. En el interior, las goteras y los charcos son una constante. El estado de conservación ha ido empeorando a lo largo del tiempo y en numerosas ocasiones se han producido preocupantes derrumbamientos.  El invierno y las nieves alarman especialmente a los vecinos. La iglesia es un BIC.