scorecardresearch

«No puedo decir si el IBI bajará tanto como en 2020»

P.C.P.-A.B.-J.V. / Miranda
-

ENTREVISTA | La alcaldesa Aitana Hernando repasa con Diario de Burgos el avance de Miranda hacia la recuperación, destaca la captación de inversiones de la ciudad, pero reconoce que los datos de paro «son mejorables»

Aitana Hernando, alcaldesa de Miranda de Ebro. - Foto: Luis López Araico

La ciudad de Miranda avanza hacia la recuperación, algo que no pasa desapercibido para Aitana Hernando. La alcaldesa considera que debe destacarse la captación de inversiones, pero reconoce que los datos de paro «son mejorables». Además, Hernando lamenta tener parte de la oposición falta de «madurez» y que la CHE no «gestione» mejor para evitar las inundaciones. La edil alaba el «compromiso» del Gobierno, así como la oferta cultural de la que dispone el municipio.

Acabamos de conocer las cifras del paro en Miranda, mejores que las de la pandemia.

Son buenas porque Miranda ha llegado a unas cifras en las que no se estaba desde 2008, pero no hay que conformarse, siguen siendo mejorables.Quiero destacar la labor que se ha llevado a cabo desde Miranda Empresas. En 2020 se consiguieron 30 inversiones y en 2021, 33. Seur ya está en marcha y la llegada de Aldi es una gran noticia, porque va a crear 200 puestos. También la Junta ha colaborado, pero me parece justo destacar que es Miranda Empresas quien ha conseguido que Aldi invierta aquí. Nuestra ciudad, por su situación, tiene que apostar por la logística. Hemos conseguido la TCM o Aldi, pero no nos limitamos a la logística, tratamos de diversificar. Las inversiones de los dos últimos años abarcan el sector servicios, agroalimentario, tecnológico…

El Plan Estratégico 2022-2030 habla de la importancia de El Bullón. ¿Ha hablado con el Ministerio?

El Bullón lleva diseñado en el Plan General muchos años pero hay que impulsarlo. Lo acabamos de anunciar y la siguiente cuestión será tratarlo con el Ministerio.

A nivel municipal ha sido un año distinto. Ha alcanzado pactos con partidos que eran un tanto críticos, en concreto Cs. ¿Por qué, cuando los números daban sin ellos?

Lo primero, no es un pacto. Un pacto es un acuerdo estable.

O no. Pregunte a Mañueco o Igea.

Así lo concibo yo. Estos son acuerdos puntuales. A pesar de que tenemos mayoría, les pedimos propuestas, fundamentalmente para las ordenanzas y los presupuestos. Siempre hemos querido llegar a acuerdos y recogemos propuestas. Es evidente que en Ciudadanos de Miranda ha habido un cambio de rumbo. Las razones las tienen que explicar ellos.En mi opinión, la situación autonómica con el PP ha podido influir, pero también que la legislatura se va agotando y queremos decir que hemos conseguido algo.

Hay formaciones que son más críticas, como IU y Podemos. ¿Ha habido bastante diálogo?

Izquierda Unida tiene que demostrar más madurez desde el punto de vista político. Cuando uno hace propuestas y no negocia, son lentejas. La legislatura acaba y no ha conseguido nada. Hay que tener más cintura, sentarse a hablar, no hacer oposición desde el impacto mediático.

En el caso de Podemos echo en falta que recuperen el criterio propio, le veo tan fusionado con IU que a veces incluso hablan uno por otro. 

IU ha insistido, por ejemplo, en investigar al jefe de Policía Local.

Al ser una denuncia de un agente solo puedo tener prudencia, porque está judicializado. Yo prefiero respetar la presunción de inocencia, le guste o no a Guillermo Ubieto. Creo que hay que ser más prudente.

En otras cosas ha coincidido con las propuestas de IU, como en el IBI.

No es lo que plantearon. Parece que le molesta que otros lleguen a acuerdos con el equipo de Gobierno (...). Habían propuesto progresividad en el IBI y no está prevista en la ley. Esto es una diferenciación por usos, que permite mantener el equilibrio que necesitamos en las cuentas, porque los servicios se financian con impuestos. Esta medida es buena, nos permite reducir a la inmensa mayoría de los mirandeses el IBI.

Permite incluso ingresar más, pero la bajada del tipo general no llega a la de 2020. ¿Llegará hasta ese tipo?

No está mal, se baja un tercio de lo que se aplicó. No puedo decir si va a bajar tanto, por responsabilidad. Tengo que ver las liquidaciones de ejercicios anteriores e ir estudiando la evolución de ingresos y gastos. Se estuvo bajando el tipo del IBI desde 2019, del 0,62 al 0,53. El Ayuntamiento necesitaba volver a la recaudación de 2018. Se puede plantear como una subida o como volver a lo que tenía en el 2018 (...). Igual el que está en la oposición puede pedir que bajes todo, pero nosotros gobernamos, nosotros tenemos que ser serios.

Desde FAE no estaban muy conformes. ¿Qué tal la relación con ellos?

La relación está bien. Nunca van a estar de acuerdo en que subamos impuestos, pero la subida afecta a pocas unidades fiscales en el conjunto de la ciudad y en cada uno de los usos. En el industrial, de 1.018 unidades afectaría a 80. La relación es buena y, de hecho, las medidas de la mesa de diálogo social, FAE nos las ha firmado en 2020 y en 2021.

Algunas pedanías se quejan de su financiación, por ejemplo, Orón. ¿Cree que su presupuesto es bajo?

No creo que sea muy bajo. Tenemos la partida para inversiones y la de gasto corriente. A parte, las extraordinarias y lo que el Ayuntamiento hace. En Orón hemos invertido medio millón para la conexión del saneamiento a la red de Miranda (...). Sobre la calle Fuentevieja, no me han transmitido que fuera prioritario y tenemos un informe que explica que esa obra debe hacerla la propiedad.

De todas las inversiones del presupuesto, ¿cuál es la prioridad?

Servicios sociales que son cinco millones, promoción económica, e inversión pura y dura. La reforma de la calle Ramón y Cajal, porque tanto Arenal como esa son arterias y lo necesitan. Esa obra son 710.000 euros. La campaña de asfaltados, de 530.000 euros, los arreglos en la Plaza de Abastos y el aparcamiento en el Pabellón del Ebro.

¿Qué puesto ocupa el medioambiente en la lista de prioridades?

A mí me interesa la educación ambiental, creo que los puntos de carga de vehículos eléctricos es una buena medida o las bonificaciones para vehículos ecológicos. Es importante el nuevo contrato del servicio de limpieza, el civismo y el nuevo servicio de autobuses (...). Y hay otra cosa muy importante, la depuradora. La anterior no se ha quedado pequeña, nació pequeña. Eso puede suponer un problema de vertidos, que se va a resolver con la ampliación.

La depuradora, el paso a nivel del Crucero, el centro de competencias digitales de Renfe... ¿Qué tiene Miranda con el Gobierno central?

Estoy contenta, porque el Gobierno demuestra un compromiso con Miranda muy importante. Esta es una ciudad ferroviaria y apostar por un centro así es una excelente noticia. En los talleres hemos insistido, porque necesitan inversión y oferta de empleo, como Adif. Estuvo el presidente de Renfe y anunció una inversión de tres millones (...). La supresión del paso a nivel la pedimos desde 1999. Aún así, agradezco la implicación de Esther Peña y del Gobierno. Lo último que he sabido es que habrá una inversión de dos millones para eficiencia energética en Guardia Civil y Policía Nacional. 

¿Aspira el Ayuntamiento a algún proyecto propio con fondos Next Generation?

Hemos conseguido la depuradora y 150.000 euros para unificar dos viviendas para personas con discapacidad intelectual. Estamos estudiando los fondos, estaría muy bien que contemplaran el contratar equipos (...). Tenemos proyectos propios de rehabilitación, como el área de regeneración urbana, pero ahora hay nuevas áreas con fondos europeos. También hay otros proyectos como el Museo de Miranda, que estaría fenomenal sacarlo con esos fondos.

¿Cómo cubrirá el hueco que deja el Cultural Caja de Burgos?

Viví con pena el cierre. Llamé al presidente de la Fundación y le dije que podíamos explorar propuestas, pero la decisión estaba tomada y dijo que era muy difícil competir con la programación cultural del Ayuntamiento, porque es muy amplia. Dentro de lo malo, me parece positivo que no se cierre, que se vaya a invertir, aunque me gustaría que hasta entonces se pueda usar. Ya me he reunido con el Ateneo y hemos acordado que utilicen la Casa de Cultura.

¿El cierre beneficia a las instalaciones municipales de cara a volverse más hegemónicas?

No creo que beneficie la pérdida de un espacio cultural, aunque sea privado y la decisión sea de su dueño.

Aunque la oferta cultural sea muy amplia, ¿puede que los jóvenes se sientan distanciados de ella y por eso hagan botellón los sábados?

El problema del botellón es más complejo y es común a todas las ciudades. El Ayuntamiento tiene el Centro Joven, la Casa de Cultura, el Apolo y la Fábrica de Tornillos, que es un referente. Nunca hay que conformarse, hay que llevar a cabo iniciativas que interesen, pero no hay una relación directa con el botellón.

Después del último episodio de inundaciones, ¿la CHE ha puesto sobre la mesa alguna medida? 

La Confederación sabe que cada vez los episodios de riadas se acortan en el tiempo y cada vez es más necesario adoptar medidas. Yo lo primero, hablé con la Delegación y con cargos del PSOE para asegurarnos de que íbamos a entrar en las ayudas.

Aunque tampoco se ha escuchado a la Junta pedir esas ayudas... 

No, porque están a lo suyo, que son las elecciones. Pregunté si era necesario que lo pidiera la Junta para que Miranda entrara, porque me estaba preocupando. Me dijeron que se iba a tener en cuenta, lo que es una buena noticia dentro de lo malo (...). Son días de angustia, de daños y lo que pido a la CHE es que lo que derive de su estudio se acometa y, si no, que nos digan cómo hacerlo. También una gestión del embalse como es debido y una mejor previsión.

¿El mejor y el peor momento de 2021?

El peor, lo relacionado con la pandemia. Fallecimientos, otros que no son por esa causa pero se hacen en circunstancias tristísimas, la situación de quien trabaja agotado...

Lo mejor, la solidaridad. Es algo común en el país, pero en Miranda se está mostrando mucha con la vacunación o los cribados. Si hablamos de inversiones, tengo que volver a la depuradora y también a otras como los equipos de la nueva biblioteca o el centro de ocio de mayores.

¿Y un deseo para 2022?

Salud, el fin de la pandemia y seguir con la recuperación económica.