scorecardresearch

"Hay que estar en el bando del ser humano"

Juana Samanes
-

Luchador. Se atreve con papeles de cualquier género porque, para él, lo más importante es salirse de sí mismo y divertirse, sea en cine, televisión o teatro

"Hay que estar en el bando del ser humano"

Series televisivas como A las once en casa, Médico de familia o Paco y Veva, le sirvieron al actor Luis Callejo para iniciar una carrera profesional que se alarga durante tres décadas y en la que se ha prodigado en películas como Princesas, Palmeras en la nieve, Cien años de perdón o Tarde de ira. Actualmente en las salas de cines podemos verlo en acción en Malnazidos.

En Malnazidos es un sargento republicano contradictorio porque presumiblemente es ateo pero lleva colgado al cuello una imagen religiosa ¿Qué destacaría?

Me quedaría con que es buena persona. No está especialmente cultivado, aunque sí tiene sabiduría popular pero no es un estudioso de la vida, y es muy claro hablando. 

Los diálogos de su personaje tienen mucha gracia. ¿Le resultan más fáciles que los cómicos?

Hay gente que se ha reído pero también otros que me han comentado que se han emocionado, porque estamos ante una película de zombis que, como es habitual en este tipo de filmes, hay muchos de los personajes principales que mueren. 

Su personaje es el que mantiene más duelos interpretativos directos con otros como con la monja que encarna María Botto o el capitán nacional en el que se mete Miki Esparbé. ¿Cómo fue el rodaje?

Fue como estar en la selección nacional de un deporte o de cualquier cosa. A varios ya los conocía, a otros no, pero siempre cuanto mejor es la gente con la que trabajas es más sencillo y se nota en el resultado. Ha habido mucha sintonía y eso lo han generado los directores (Javi Ruiz Caldera y Alberto de Toro) en el rodaje. Son buena gente y la elección del reparto ha sido genial. 

En la cinta hay mensajes que, no sé si lo ve usted así, a los españoles hay más cosas que nos unen que nos separan y que lo que debe predominar es el respeto al otro, a pesar de sus convicciones diferentes.

Yo diría que esto es extrapolable al ser humano en general. En una guerra entre seres humanos y zombis está claro con quién te alías antes de que te peguen un mordisco. Pero es una pena que haya que llegar a esos extremos para decidir en qué bando estás. Habría que estar siempre en el del ser humano. Que hubiera cosas como libertad, igualdad y fraternidad, sobre todo esta última, porque todos somos hermanos de la misma raza.

Esta película va dirigida claramente a un público juvenil. Y va a salir un videojuego. ¿Usted es aficionado a ellos y cómo ve esta iniciativa?

Yo la veo como una película familiar, además, es para todas las edades. Y no, no soy especialmente aficionado a los videojuegos.

¿En que género -cine, teatro o televisión- se encuentra usted más cómodo?

Cojo lo que viene. La comedia pura me cuesta más, soy más de drama. Lo que me atrae es un buen guion. Hay que divertirse y salir de uno mismo, jugar a las películas.

ARCHIVADO EN: Cine, Teatro, Televisión