«Apostaremos por la transformación digital de las empresas»

S.F.L.
-

José Ramón Temiño, presidente de la Cámara de Comercio de Briviesca, asegura que la entidad mantendrá los servicios y si fuera necesario reorientará su actividad

«Apostaremos por la transformación digital de las empresas» - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Comerciante jubilado, lleva 33 años seguidos al frente de la Cámara de Comercio de Briviesca convirtiéndole en el presidente de Cámara más veterano de toda Castilla y León. La crisis del coronavirus le ha obligado a quedarse en casa pero no ha impedido que siga muy de cerca la actualidad de su ciudad, provincia, comunidad y nación. Este periódico ha contactado con él para conocer su plan de acción para apoyar a las empresas briviescanas.
¿Cómo se ha visto afectada la industria en Briviesca durante esta fase de confinamiento?
Dentro del sector industrial se han vivido situaciones heterogéneas. Por un lado, la industria alimentaria que supone gran parte de los puestos de trabajo del sector, cerca de 500 empleos directos, ha funcionado a pleno rendimiento para abastecer a los mercados de productos de primera necesidad. Por otro lado, el resto de industrias ha visto reducida su actividad drásticamente, incluso paralizada totalmente y a día de hoy algunas no han retomado su actividad por falta de suministro de materias primas, EPI o inseguridad laboral a la hora de saber cómo se van a prolongar los ERTE.
¿Conoce alguna empresa que después de esta crisis no podrá reiniciar su actividad?  
En estos momentos no, pero ello no significa que existan autónomos y  pymes que se plantearán cerrar debido a que los gastos son superiores a la facturación, pero estaremos con ellos, remando a favor y solicitando las ayudas necesarias para que ninguna empresa se plantee el cierre a causa del coronavirus.
¿Y alguna que tenga interés de instalarse en la capital burebana?
Por ahora no tengo conocimiento.
¿Contempla alguna opción para incentivar la venta de suelo industrial después de esta situación?
El suelo industrial es propiedad del Ayuntamiento de Briviesca y por tanto, llegado el caso,  sería el propio Consistorio quien deba contemplar iniciativas en este sentido. No cabe duda de que cualquier acción que se destine a la atracción de inversiones y empleo será bienvenida.
¿Sigue pensando que la alternativa de ofrecer el suelo del polígono a bajo coste o incluso gratis será beneficiosa para la ciudad?
Hay que analizar cada caso y a día de hoy cualquier medida que reduzca costes empresariales resultará beneficiosa. Habrá que medir el impacto, saber las condiciones. En mi opinión, debería tenerse en cuenta la creación y mantenimiento de puestos de trabajo a la hora de fijar el precio del suelo industrial.
La suspensión de eventos, actividades y fiestas tradicionales va a ser un duro golpe para la hostelería. ¿Qué propuestas alternativas plantea la Cámara para la reactivación de este sector?
Se necesitan estrategias específicas por sectores y para la hostelería proponemos una tarifa plana para los autónomos; la ampliación de los ERTE, la bonificación de las cuotas empresariales a la Seguridad Social a los trabajadores, con exenciones a las nuevas contrataciones; reforzar la línea estatal de avales y otras líneas de financiación a corto y medio plazo.
También será necesario emprender planes de seguridad sanitaria y nuevos protocolos de salud e higiene en los establecimientos y servicios turísticos y medidas de promoción para atraer futuros visitantes y clientes.
¿Recuerda el número de empresas y negocios que echaron el cierre en la capital burebana como consecuencia de la crisis económica de 2008? ¿Es comparable con esta?
Las medidas de confinamiento y la suspensión de las actividades esenciales tendrán un impacto sin precedentes en la actividad económica. El PIB español ha caído en un 5,2%, el mayor desplome trimestral en los últimos 70 años y la tasa de paro está en un 9,4%, pero rondará el 19%. Ante estos datos, el panorama no es nada halagüeño para el conjunto de la nación. A ello se añade el dolor ante la pérdida de amigos, familiares y conciudadanos. No se supo medir el impacto y no estábamos preparados para soportar una pandemia. Me ha reconfortado comprobar la solidaridad de los colectivos profesionales luchando en primera línea y de empresas y ciudadanos.
¿Qué medidas sugiere que tome el Ayuntamiento de Briviesca para ayudar a los empresarios damnificados?
Me consta que el Consistorio está estudiando medidas para ayudar a los empresarios más perjudicados y la Cámara permanecerá a su disposición para trabajar codo con codo en este sentido. Dentro de las iniciativas que desde el Ayuntamiento podrían tomarse estarían las de naturaleza fiscal: la concesión de permisos especiales, por ejemplo la ampliación de terrazas para el sector de la hostelería y el aplazamiento o exención del IBI. No consiste tanto en el aforo de un local sino en el espacio del que disponga.
¿De qué manera se tendrá que reinventar el comercio local para coger fuerza?
Esta corporación se suma a la iniciativa puesta en marcha por mi amigo Michel (Antonio Miguel Méndez Pozo), presidente de las Cámaras de Castilla y León, para implantar un sello de confianza en los locales de comercio y hostelería que cumplan con los protocolos necesarios, una apuesta clara  por la responsabilidad social.
Apostaremos por la transformación digital de nuestras empresas de manera gratuita para así poder garantizar la continuidad de los negocios de la localidad, enfocado a la desescalada y manteniéndose en el futuro. Para ello, los trabajadores del sector deberán adaptarse mediante la formación en nuevas técnicas de venta online a través de páginas web didácticas en las que de forma clara atraigan al consumidor.
¿Han aumentado las consultas a la Cámara? ¿Cuántas han recibido?
Se han recibido un centenar de consultas, en la mayoría de los casos se pueden resumir en ayudas a tramites con autónomos y ofertas de empleo que durante esta situación pudieran surgir.
¿Cuántas de ellas plantean dudas sobre estas primeras fases de desescalada?
Un bajo porcentaje puesto que más que dudas existen incertidumbres ante una situación que puede cambiar de un día para otro.
¿Va a reforzar la entidad alguno de sus servicios por considerarlo especialmente necesario en la actualidad?
En principio, continuaremos manteniendo los servicios que prestamos en materia de emprendimiento, formación, comercio exterior y en el asesoramiento diario a nuestras empresas. Si fuera necesario, reorientaríamos nuestra actividad para cubrir aquellas demandas que pudieran surgir.
La zona de salud de Briviesca ha sido una de las más castigadas durante la pandemia, ¿cómo lo ha vivido personalmente, presidente?
He cumplido como ciudadano con el confinamiento absoluto y más con mi edad, que soy población de riesgo, aunque de espíritu joven. He extrañado a mi familia y amigos, pero el contacto telefónico con ellos y con la Cámara ha sido diario y permanente.
¿Cree que se han cometido fallos?
 Humildemente sí, pero hay que mirar hacia el futuro, arremangarse y trabajar unidos por salir adelante.
¿Cómo valora el comportamiento de los burebanos?
Han sido responsables y coherentes con la situación aportando desde cada sector su grano de arena. Estoy orgulloso de todos.
 ¿Y la actuación del Gobierno de España durante esta crisis?
Pasamos del ‘todo controlado’ a declarar el Estado de Alarma el 14 de marzo. Se habló de la colaboración público-privada, de la inyección de liquidez a través del ICO pero está llegando tarde y mal por no dejar atada la letra pequeña. Es necesaria una reforma fiscal en su conjunto,  que las medidas se anuncien y lleguen cuanto antes y no caer en dudas.
Los empresarios y autónomos son la columna vertebral de este país, sin ellos fallan nos vamos al garete. Hay que ayudarles sin titubeos, con determinación y apostando por un paquete de medidas en el ámbito fiscal, laboral, de formación, de reconversión del sector público, la digitalización real, la internacionalización y el mimo al mundo rural para la ansiada recuperación y reconstrucción.  
¿Qué sectores van a ser los grandes damnificados?
Todos sin excepción, pero hay que generar confianza para reactivar y revitalizar la economía.
¿Se podía haber afrontado la crisis de otra manera? ¿Y la desescalada?
Lo primero, hay que atender las recomendaciones sanitarias, es de obligado cumplimiento, pero no se puede caer en la improvisación, en publicar unas responsabilidades en el BOE unas horas antes de ir a trabajar porque las empresas deben prepararse para proteger a sus empleados y adaptarse a la nueva situación.
Cuando se habla de cumplir y hacer los deberes es para todos, no para unos sí y otros a medias. En este sentido, lo primero es acatar las indicaciones epidemiológicas y posteriormente estar preparados para no perder ni un minuto en dudas y que le economía funcione.