scorecardresearch

Espíritus de nostalgia

Pablo de Carlos
-

'Cazafantasmas: Más allá' supone la resurrección de una saga que arrancó en 1975 con una serie de televisión que se parecía mucho a 'Scooby Doo' y que tenía a un gorila cazador

Espíritus de nostalgia - Foto: Foto de aitoff en Pixabay

Ya podemos ver en casa Cazafantasmas: Más allá, el último éxito de esta nueva tendencia de resucitar clásicos de los 80: El príncipe de Zamunda, Poltergeist, It, Top Gun, Superdetective en Hollywood, Indiana Jones... Hasta dos han sido los intentos para resucitar la franquicia, y aunque el segundo fue un rotundo fracaso, esta última versión ha conquistado a crítica y pública. 

Eso sí, muchos no saben que la idea original de un grupo de personajes cazadores de espíritus no es original de la película de 1984. Filmation associates ya había creado algo parecido en una serie de 16 capítulos en 1975: The Ghost Busters. Los protagonistas eran Eddie Spencer, Jake Kong y el gorila Tracy. Se parecía mucho a Scooby Doo. Once años después, la misma productora sacó adelante una serie de animación que continuaba con las aventuras de los hijos de estos personajes. Duró 65 capítulos gracias al tirón de la película que en 1984 dirigió Ivan Reitman con cuatro de los cómicos más relevantes del momento: Bill Murray, Harold Ramis, Dan Aykroyd y Ernie Hudson. A ellos se les unieron Rick Moranis y Sigourney Weaver. La trama principal es la formación de este equipo capaz de atrapar fantasmas con sus pistolas de rayos de protones y cómo salvan a la ciudad de Nueva York del regreso del dios sumerio Gozer. A partir de ahí empezaría la locura. Aparecería todo tipo de merchandising como figuras de acción, camisetas, videojuegos y hasta juegos de mesa. 

Inevitablemente, también salió la serie animada los auténticos cazafantasmas (debiéndose diferenciar con ello de la propuesta de Filmation) que contaría con hasta 140 capítulos. Para las historias se recurriría a temática más terrorífica con seres de mitos y leyendas como Tiamat y Marduk, el jinete sin cabeza, los gremlins o incluso el dios lovecraftiano Cthulhu, amén de toda la idiosincrasia de la película incluyendo el regreso de Moquete (Slimer) y Stay Puff.

Dado el éxito de sendas ficciones, Columbia presionó a Harold Ramis y Dan Aykroyd (guionistas de la primera película) para que escribieran una nueva historia y a Ivan Reitman para que la dirigiera. Cazafantasmas II vendría en 1989 reuniendo al mismo elenco directivo y actoral de la primera parte. En la trama nos encontramos a los protagonistas cinco años después en sus horas más bajas pues la actividad fantasmal ha decaído drásticamente. Hasta que llega al museo de arte de Manhattan el cuadro de Vigo el carpatiano y con él volvería toda la fenomenología espectral cuando intenta reencarnarse en el hijo de Dana (Weaver). La película no resultó tan exitosa. El Batman de Tim Burton que le robó toda la taquilla.

Varios han sido los intentos de rescatar esta franquicia. El primero fue en 1997 con la serie animada Extreme ghostbusters, donde Egon, tras el cierre de la empresa original, enseña las artes de cazar espíritus a una nueva generación de jóvenes dispuestos a retomar la labor de sus predecesores. Sin embargo, la propuesta no llegó a enganchar a la audiencia y tan solo contó con 40 capítulos. En acción real Aykroyd y Ramis tenían varias ideas (muy locas) para una posible tercera parte, pero no acabaron de cristalizar por la negativa de Murray de involucrarse en el proyecto y el fallecimiento de Ramis en 2014.

Tendría que pasar 20 años para un nuevo intento. Este vendría en forma de reboot con un nuevo enfoque a la franquicia dándole el papel de cazadoras de fantasmas a cuatro grandes cómicas: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie Jones. Fracaso de crítica y público. 

Y llegamos a 2021, donde vendría el tributo definitivo a la franquicia con Cazafantasmas: Más allá. Y no podía venir de otro que no fuera Jason Reitman, hijo del cineasta que lo empezó todo. Y esta afinidad y conocimiento de la franquicia se nota. Está hecha con mimo, con dedicación y homenaje real a las clásicas pero, sobre todo, a Harold Ramis, actor que interpretaba a Igon Spengle, fallecido en 2014. La película, que convenció a crítica y público, está llamada a ser una nueva franquicia para una nueva generación ya desde la elección de los protagonistas, los niños McKenna Grace, Finn Wolfhard, Logan Kim y Celeste O'Connor. Por supuesto los actores originales en sus respectivos papeles también tienen su aparición estelar para delicia de sus fans. Una película digna sucesora de la saga de los 80 que sabe aunar esa nostalgia con nuevas fórmulas del cine y series actuales como Stranger things.