scorecardresearch

El PSOE se abre al pacto sanitario si retiran el plan rural

SPC
-

Los socialistas respaldan las movilizaciones del sector agrario y piden a la Junta que asuma sus responsabilidades y colabore con el Gobierno para solucionar los problemas del sector

El PSOE Lse abre al pacto sanitario si retiran el plan rural

El PSOE de Castilla y León abrió hoy la puerta a la posibilidad de participar en un pacto autonómico por la sanidad, aunque lo condicionó a que sea para “mejorarla” y “nunca” para convertir a los socialistas en “cómplices de los destrozos que el PP ha ocasionado a la sanidad pública”. Por ello, los socialistas pidieron previamente la “paralización inmediata” del plan piloto de Aliste, la retirada del documento marco sobre la asistencia sanitaria en el medio rural, la reapertura de las guardias en Barruelo (Palencia) y de las urgencias de Gamonal (Burgos). 

Así lo recoge una de las resoluciones aprobadas hoy en el Comité Autonómico del PSOE, donde los socialistas estimaron que el PP ha pretendido hasta ahora que la formación liderada por Luis Tudanca se siente a la mesa “como convidados de piedra” ya que “no ha demostrado intención alguna de sentarse a escuchar nuestras propuestas”, recoge la resolución. El PSCyL recordó que Tudanca adquirió con los ciudadanos de Castilla y León el “compromiso” de defender la sanidad pública “de los ataques de la derecha”, en especial en las zonas rurales, ante lo que el PSOE tiene que “honrar su palabra”. 

En esta línea, desde el PSOE se recordó su defensa de un modelo sanitario público que garantice “la igualdad” en el acceso a la asistencia sanitaria y la financiación necesaria “para afrontar los problemas y los déficits que padece” así como el reto demográfico en el medio rural. Por ello se insistió en el rechazo al nuevo modelo de asistencia sanitaria en el medio rural de la Junta porque, de aplicarse, supondría “el desmantelamiento definitivo de la sanidad rural”, además de que hará “imparable” el proceso de despoblación. 

Por otro lado, los socialistas reiteraron su defensa del mantenimiento de las consultas médicas regulares en los pueblos de la Comunidad “en los términos que establece la ley”, por lo que advirtieron de que no permitirán “en ningún caso” el cierre “en diferido” de los consultorios locales. Además se reclamó un incremento en la financiación de la sanidad pública hasta alcanzar el siete por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y se exigió a la Junta que ponga fin a los recortes sanitarios que desde el año 2012 siguen “plenamente vigentes”. 

“A los socialistas nos duele la sanidad pública de Castilla y León”, recoge la resolución aprobada este sábado en el Comité Autonómico celebrado en Valladolid, en especial después de “duros” años de lucha “contra las políticas de la derecha” que están dando lugar a un “continuo proceso de degradación de nuestro sistema público de salud”, algo que se ha visto empeorado con el “pacto de la rapiña” que ha dejado la sanidad “nuevamente a la deriva”. 

Por último, desde el PSOE se denunció que el Gobierno liderado por Alfonso Fernández Mañueco “se ha propuesto derribar el último de los pilares del modelo que defendemos los socialistas” que pasa por la igualdad en la protección de la salud y la equidad en el acceso a los servicios públicos sanitarios, en especial con la propuesta de un plan rural “impuesto unilateralmente” y que, no solo no se enfoca a los problemas de la sanidad rural sino que propone “alejar la asistencia sanitaria de los pueblos” y pone “una piedra más en el camino” de quienes desean vivir en las zonas rurales. 

Defensa de la agricultura

Por otra parte, el Comité Autonómico aprobó otra propuesta de resolución, en este caso relacionada con el sector agrícola y ganadero, en la que el PSOE trasladó su apoyo a las movilizaciones que se están llevando a cabo en toda España, al tiempo que exigió a la Junta que asuma sus responsabilidades y colabore con el Gobierno central para dar solución a los problemas que están afectando al sector.

Desde el sector se trasladó el apoyo al Gobierno de España en las negociaciones del marco financiero 2021-2027 “para que no afecte a los agricultores y ganaderos de Castilla y León”, al tiempo que exigió al Ejecutivo autonómico que respete el acuerdo de Comunidad firmado en 2018 con una posición común sobre la Política Agraria Común (PAC), basado fundamentalmente en el “respeto y lealtad institucional”. 

Igualmente se llamó a la Junta a dotar de competencias efectivas a la Junta de arbitraje y mediación o a la figura del mediador de la cadena de valor, para así dar una respuesta “efectiva” a los problemas que tienen los agricultores y ganaderos de la Comunidad. 

Los socialistas defendieron que es momento de poner en valor el “gran esfuerzo” realizado por el Gobierno para “escuchar, atender y actuar” sobre la problemática del sector, algo que está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez y ante lo que están los partidos de derecha, a quienes los socialistas acusaron de sumarse a las movilizaciones “solo con el ánimo de sacar rédito político”, sin asumir sus responsabilidades o sus competencias en materia de agricultura y ganadería “en aquellas comunidades donde aún gobiernan”.