scorecardresearch

El IPC sigue con su escalada y se sitúa en el 11,8% interanual

SPC
-

Los precios dan un pequeño respiro tras caer dos décimas respecto a los registrados el mes anterior en la Comunidad

El IPC sigue con su escalada y se sitúa en el 11,8% interanual - Foto: Yolanda Lancha

El Índice de Precios al Consumo (IPC) en Castilla y León continuó con su escalada en agosto al situarse en un 11,8 por ciento  sobre el dato de hace un año, lo que coloca a Castilla y León con la segunda tasa interanual más alta del país, tan solo por detrás de Castilla-La Mancha (12,6 por ciento). El único dato positivo es que el IPC bajó dos décimas en comparación con la tasa registrada en julio.  

El crecimiento anual fue 1,3 puntos superior a la media del país, que con un 10,5 por ciento interanual se encuentra tres décimas por debajo de la registrada en el mes anterior. La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó tres décimas, hasta el 6,4 por ciento, lo que supone la más alta desde enero de 1993, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Ical.

Los precios aumentaron en todas comunidades autónomas en el último año, con escaladas de hasta un 12,6 por ciento en el caso de Castilla-La Mancha, única comunidad con una inflación más disparada que la de Castilla y León. La tasa anual del IPC disminuyó en agosto respecto a julio en trece territorios, aumentó en dos y se mantuvo estable en las dos restantes. Los mayores descensos se produjeron en Castilla-La Mancha, con un descenso de 0,6 puntos, y en Asturias y Galicia, con bajadas de 0,5 puntos en ambas. Por su parte, los aumentos tuvieron lugar en Baleares y Canarias, con subidas de 0,4 y 0,1 puntos, respectivamente.  

En la evolución mensual de Castilla y León, los precios crecieron en prácticamente todos los sectores, con la excepción de transporte (-3,7 por ciento) y vestido y calzado (-0,4 por ciento) por el efecto de las rebajas de verano. Todo lo demás sufrió incrementos como la vivienda (2,4 por ciento), ocio y cultura y hoteles, cafés y restaurantes (0,9 por ciento, en cada caso) y menaje (0,3 por ciento). En bebidas alcohólicas y tabaco, el aumento se quedó en el 0,2 por ciento, seguido de alimentos y bebidas no alcohólicas (0,1 por ciento). Por su parte, la medicina, las comunicaciones y la enseñanza no experimentaron cambios.  

En la variación anual, sin embargo, el IPC en Castilla y León registró los mayores crecimientos en vivienda (30,5 por ciento), alimentos y bebidas no alcohólicas (14,3 por ciento) y transporte (11,5 por ciento), seguidos de hoteles, cafés y restaurantes (8,1 por ciento) y menaje (7,4 por ciento). También contribuyeron al encarecimiento general de los precios otros (cuatro por ciento), el ocio y la cultura (3,7 por ciento), el vestido y calzado (3,5 por ciento), medicina (0,8 por ciento) y enseñanza (0,5 por ciento). Y es que solo las comunicaciones, con una caída del 2,2 por ciento, reflejaron un descenso interanual de los precios.

León y Ávila, a la cabeza

Por provincias, los precios subieron en todas respecto al mismo mes del año pasado. Los mayores repuntes se registraron en León, con un 13,1 por ciento, seguida de Ávila (12,5 por ciento) y Zamora (11,9 por ciento). Por su parte, el IPC aumentó un 11,8 por ciento interanual en Soria y Valladolid. A continuación, se situaron Segovia (11,5 por ciento), Palencia (11,2 por ciento) y Burgos (11,1 por ciento). Cerró el listado la provincia de Salamanca, con un incremento del 10,5 por ciento.

En la comparativa con julio pasado, la tasa bajó en Ávila (-0,3 por ciento) y en León y Segovia (una décima, en cada caso). En el resto, subió como en Zamora (cuatro décimas); Burgos y Palencia (tres décimas) y Soria y Valladolid (dos décimas) mientras que se mantuvo sin cambios en Salamanca.