scorecardresearch

La OSBu selecciona 8 becarios para una temporada incierta

I.L.H.
-

La orquesta ha elegido a los músicos a partir de unas audiciones en formato vídeo a las que se presentaron 13 aspirantes. Su estreno con la sinfónica no se prevé antes de la primavera

Hace un año, en febrero, los músicos de la OSBu ensayaban así de juntos en un espacio cerrado. Eran otros tiempos. - Foto: Luis López Araico

Encantados con la concurrencia y más aún con la calidad y la variedad de instrumentos. Puede que no estén siendo las fechas más activas para la Orquesta Sinfónica de Burgos a nivel grupal, que lleva desde verano sin juntarse a ensayar ni dar conciertos. Pero están «entusiasmados por la alta calidad de los músicos» que optaban a las becas y por la elección que han hecho de instrumentos que en otras ocasiones eran escasos, como violonchelo o contrabajo, por ejemplo.

Por primera vez desde que plantearon la iniciativa en 2012, las audiciones tuvieron que realizarse en formato vídeo, con grabaciones desde casa en una toma continua y sin cortes. A la prueba telemática se presentaron 13 aspirantes, de los que tuvieron que prescindir de uno que no cumplía con los requisitos (cursa tercero y la beca se ofrece a los estudiantes del Conservatorio de 4º, 5º y 6º). Y de ahí han seleccionado a ocho jóvenes que podrán participar con la OSBu  durante el curso académico 2020-2021 y, por si la situación de la pandemia lo complica, en los conciertos y ensayos de la temporada 2021-2022 que se realicen en el último trimestre de este año.

Harán prácticas en la Orquesta Sinfónica de Burgos Nicolás García Galaz (contrabajo), Laura Hernando Romero (violonchelo), Lucía Moya Bueno (trompa), Sofía Zumel González (violonchelo), Elena Calvo Antón (viola), Victoria Sofía Zubac (viola), Guillermo de la Fuente Abajo (oboe) y Jorge Elvira Rodríguez (violín). 

Las prácticas conllevan participar en los ensayos y/o conciertos de la agrupación para conocer y experimentar la rutina del trabajo de una orquesta sinfónica. En unas épocas como éstas, en las que no hay nada seguro, los jóvenes músicos deberán esperar a que la pandemia permita que la OSBu se reúna como en otros tiempos, aunque sea con mascarilla y distancia. De momento hasta abril no tienen previsto iniciar la temporada. 

Beethoven en Gran Canaria. Aún así la actividad de la OSBu sigue en otros frentes. Por ejemplo llevando a Canarias el programa familiar Yo soy Beethoven, que la agrupación estrenó en 2014. 

El guion creado por el miembro de la OSBu Alberto A. Sagredo, ampliado con motivo del 250 aniversario del nacimiento del músico alemán, se interpreta estos días de la mano de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y el actor Toni Baez en el auditorio Alfredo Kraus.

La nueva versión para escolares que escenifica los textos de Beethoven mientras suena su música estaba programada con la OSBu para marzo de 2020: «Es el primero de nuestros conciertos que se canceló. Habíamos actuado en febrero con el director Víctor Pablo Pérez y ahí se acabó todo», señala Sagredo.

La agrupación burgalesa prevé recuperarlo, pero es pronto para decir cuándo: «Este año es complicado. Las actividades extraescolares están paradas y si mejoran las circunstancias para final de curso ya no es buen momento. Quizá se pueda arrancar con él en octubre».