scorecardresearch

Escribano pide democracia total en la elección de los cargos públicos del PSOE

Á. M. / Burgos
-

La Asamblea local elevará al Congreso Federal la declaración de «enemigos públicos» a agencias de calificación y paraísos fiscales

Luis Escribano. - Foto: diariodeburgos.es

Que sean los afiliados, y no los cargos en las diferentes ejecutivas, los que decidan quién debe ser candidato a la Presidencia del Gobierno, quién a la de las comunidades autónomas y quién a las alcaldías. E igualmente en el caso de las ejecutivas y secretarías territoriales. Y  que también puedan opinar y votar personas no afiliadas pero de la «órbita de la izquierda». Esa es la receta que defiende la agrupación socialista de la capital y que ayer presentó su máximo responsable, Luis Escribano. Y dijo más.

La Asamblea local se ha reunido semanalmente tras la derrota de mayo para analizar las causas que están hundiendo al PSOE, y de ahí salen propuestas que quieren que los cuatro delegados del PSOE burgalés que vayan al Congreso Federal de Sevilla defiendan. Por ejemplo, «nombrar enemigos públicos hasta hacerlos desaparecer a los paraísos fiscales», nómina en la que también incluye a las «agencias de calificación». E igualmente citó al sistema financiero, que «debe tener límites».

Son solo algunas de las líneas maestras que la asamblea local considera que debe seguir el PSOE para encarar el futuro desde la regeneración pero manteniendo sus principios en lo tocante a la política social y los servicios públicos.

La «gravedad extrema» de la congelación de la Ley de Dependencia o la «necesidad» de que la «izquierda europea» actúe y se movilice de forma coordinada son otras de las peticiones que los afiliados de Burgos han acordado hacer llegar al Federal.

Para ello Burgos contará con cuatro delegados. Escribano manifestó que él no se postulará para ser uno de los elegidos. Es más, avanzó que propondrá a «personas de las bases que han estado inmersos en el debate de ideas que hemos venido teniendo semanalmente desde mayo» porque, considera, «es el momento de que hablen las bases» y no los cargos orgánicos.

Eso choca con lo manifestado por el secretario provincial del PSOE, José María Jiménez, quien ha mostrado públicamente su deseo de ser uno de los cuatro delegados que vaya a Sevilla. «Está en su derecho», dijo Escribano, «pero a mí no me gustaría enviar una delegación con tres o cuatro secretarios», remachó.