scorecardresearch

Los dos goles de Marqués valen tres puntos

ARSENIO BESGA
-

El delantero venezolano anotó el uno a cero tras un buen centro de Riquelme y el segundo tanto gracias a un balón colgado por Carreira

Los dos goles de Marqués valen tres puntos - Foto: Christian Castrillo

El Mirandés se lleva los tres puntos, tras vencer por dos goles a cero al Zaragoza. Los tantos de Marqués, ambos de cabeza con pases de Riquelme y de Carreira, fueron suficientes para dar una nueva alegría a Anduva. Vada, por parte del Zaragoza, fue expulsado por una dura entrada sin balón sobre Capellini.

El partido comenzaba con un inusual Mirandés. Escobar planteó una defensa de tres centrales y dos carrileros, algo que no había ocurrido hasta el momento. El doble pivote, compuesto por Gelabert y Riquelme, parecía un tanto hundido durante los primeros compases del choque y, de hecho, por momentos el Zaragoza hacía recular unos metros a la medular rojilla.

El plan diseñado por los jabatos no terminaba de salir, puesto que la presión resultaba escasamente efectiva. Había mucha distancia entre los centrocampistas y los atacantes, lo cual era aprovechado por Eguaras. El futbolista del Zaragoza recibía constantemente solo en esa fracción de campo que suele ocupar Álex López en las transiciones defensivas.

Justo en el momento en el que parecía que al Mirandés más le costaba salir desde atrás, Hassan reactivó a los rojillos. El franco-egipcio realizó un increíble eslalon que hizo levantarse a Anduva. Unos instantes después, en el minuto 13, sería Marqués quien haría vibrar a la afición.

El delantero centro cedido por la Juventus remató de cabeza un centro que había colgado desde la línea de fondo Riquelme. El jugador madrileño, 'Roro' Riquelme, fue el más activo de los rojillos. Aunque eso no es del todo una novedad.

Después del tanto que abrió el partido, a ninguno de los equipos le entraron las prisas. Los de Miranda aguardaban con las líneas juntas y sin precipitarse en la presión, los maños dominaban de una manera inerte y precavida. La línea de cinco defensores rojilla lograba achicar todos los balones profundos. Ahora bien, en ataque parecía pesar el esfuerzo sin balón acumulado. Solo Hassan conseguía driblar, pero en los metros finales se le apagaba la luz.

Todo indicaba que el uno a cero comandaría hasta el final de la primera parte sin sobresalto. Y, de hecho, en el marcador no hubo cambios. Sin embargo, Vada decidió echarle picante al enfrentamiento y autoexpulsarse en el minuto 37. El extremo del Zaragoza propinó una incomprensible patada sin balón a Capellini, quien quedó dolido en el suelo. Finalmente, el central italiano se incorporó sin ningún problema y los de Aragón perdieron un jugador, dado que el VAR ratificó al árbitro principal.

Llegados los últimos momentos de la primera parte, Lizoain dejó sin respiración a Anduva. El guardameta jabato sacó en corto con la mano y el balón rebotó en su compañero, Arroyo, cuando Álvaro -el delantero rival- rondaba por la zona. No ocurrió nada, pero a más de uno se le duplicaron las pulsaciones.

Lolo Escobar movió el banquillo en el descanso. El técnico extremeño retiró del césped a Sanchís para dar entrada a Iago López como tercer central. El canterano había cuajado un buen primer tiempo, no obstante, la tarjeta amarilla empezaba a pesarle y su entrenador prefirió minimizar riesgos.

Ya en los compases iniciales del segundo tiempo se empezó a ver otro rostro del Zaragoza. Los maños mostraron un fútbol más pesado, menos dinámico y, sobre todo, inofensivo. En cambio, el Mirandés dio un paso al frente, con decisión. Gelabert y Riquelme adelantaron unos pocos metros sus posiciones, lo que les permitió filtrar balones para Hassan e Imanol. El lateral izquierdo rojillo ocupó toda la banda y Brugué centró su posición.

Por ese costado izquierdo comenzó a acercarse con peligro el combinado rojillo. De hecho, después de unos pocos infortunios para el Zaragoza, el balón quedó muerto en la frontal y Gelabert lo estampó en el larguero. Por muy poco, el Mirandés no amplió su ventaja.

Escobar dio una cátedra, pues cuando más necesitaba pausa el Mirandés, dio entrada a Oriol Rey. El mediocentro sustituyó a un agotado Gelabert. A partir de ese momento, los jabatos tuvieron más el esférico. Eso sí, la posesión de los locales no era inocua. Cada vez que podían, el balón le llegaba a Hassan en vuelo y este comprometía a la zaga aragonesa.

En una de esas arrancadas, la jugada parecía que ya iba a dormirse, cuando Carreira alzó la vista y observó a Marqués pivotando en el punto de penalti. El lateral gallego colocó un centro medido y tenso, que fue aprovechado por un sensacional remate de cabeza del dorsal 17.

El Zaragoza pecó de impaciente en determinados tramos de la segunda mitad. Los maños endurecieron su forma de presionar e, incluso, Borja Sainz cometió ciertas acciones imprudentes. Primero, en torno al minuto 75, el extremo derecho intentó derribar a Capellini y Oriol tuvo que apartarle para que no se encararan. Después, Sainz estiró su mano y a punto estuvo de golpear en la mejilla de Burgué. El manotazo no llevaba una fuerza desmesurada, pero, sin duda, irritó a la grada.

En cualquier caso, los cambios que continuó realizando Escobar terminaron por anestesiar a su rival. Además, los hombres de refresco del Zaragoza tampoco dieron sus frutos. Con cada minuto que avanzaba en el electrónico, la remontada maña parecía más lejana. Las faltas siguieron sucediéndose y, cuando dominaban el balón, apenas era por unos segundos.

El colegiado terminó indicando el final del enfrentamiento y certificó la victoria del Mirandés. Los rojillos, pese a la dura situación que habían atravesado días antes, dieron la cara, se adaptaron y vencieron.

Ficha técnica. 

CD Mirandés: Lizoain, Carreira, Arroyo, Sanchis, Imanol García (Letic min 89), Gelabert (Oriol Rey min 65), Capellini, Riquelme, Hassan (Olguin min 80), Marqués (Erik min 89) y Brugué.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez, Francés, Lluis López, Jair, Fran Gámez (Zapater min 63), Eguaras (Borja Sainz min 63), Francho (Adrián González min 81), Enrique Clemente (Bermejo min 75), Vada, Narváez (Iván Azón min 75) y Álvaro.

Goles: 1-0 (minuto13) Marqués. 2-0 (minuto 79) Marqués.

Árbitro: Milla Alvendiz (comité andaluz). Amonestó por los locales a Sanchís (minuto 21), Gelabert (minuto 23) y Capellini (minuto 38), Carreira (minuto 47), Arroyo (minuto 68) y por los visitantes a Francho (minuto 11) y Clemente (minuto 71), Alejandro Francés (minuto 83). Expulsó por roja directa Vada (minuto 38).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 de LaLiga Smartbank celebrado en el Estadio Municipal de Anduva.